Cáritas atendió en la Comunitat a 3.168 personas sin hogar en 2016 Este domingo 'Día de las personas sin hogar'

E.A. | 24-11-2017
Cáritas Comunitat Valenciana atendió en 2016 a un total de 3.168 personas sin hogar, a través de sus programas específicos, desarrollados por cada una de las Cáritas en las diócesis de Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Valencia.

Para que estos números sean una realidad, en las tres capitales de provincia Cáritas cuenta con viviendas, talleres socio laborales y personas que trabajan directamente en la calle para iniciar un proceso de acompañamiento que logre finalmente la recuperación personal y social de las personas en esta situación.

Bajo el lema “Somos personas. Tenemos derechos”, este domingo, 26 de noviembre, se celebra del Día de las Personas sin Hogar y se han organizado diversos actos, tanto los días previos como los posteriores, en Elche, Gandia, Valencia y Castellón.

Hay 214.000 personas sin hogar en la Comunitat
El objetivo es reivindicar precisamente sus derechos como personas en igualdad de condiciones al resto de ciudadanos y visibilizar un situación que, según los cálculos de Cáritas afecta a 40.000 personas en España y a unas 400.000 en toda Europa.

Como personas sin hogar no solo se considera a quienes viven en la calle, sino a todas las personas que se encuentran en una situación de exclusión residencial, es decir, sin contrato de arrendamiento, con una notificación legal de abandono de la vivienda, bajo la amenaza de violencia o viviendo temporalmente con familiares o amigos de manera involuntaria.

En la Comunitat, un total 214.169 personas (85.436 hogares) viven en esta situación.

Con esta jornada también se quiere llamar la atención sobre la realidad de las personas que residen en viviendas inadecuadas, ya que, según el VII Informe FOESSA, un 5 por ciento de la población vive en condiciones de hacinamiento grave, (en menos de 15 metros cuadrados por persona) y un 2,2 por ciento de personas ha cambiado de vivienda por malas condiciones.

En cuanto al perfil de las personas sin hogar, este abarca tanto a varones con problemas laborales o de adicciones sin red social de apoyo; como a mujeres jóvenes y de edad intermedia, separadas o divorciadas o que han sufrido malos tratos; y personas inmigrantes, varones jóvenes ex tutelados que se quedan en la calle, o personas que padecen algún problema de salud mental.

Qué hacer
Aprovechando esta jornada, Cáritas pide a la Administración que realice las reformas estructurales necesarias y propone dar prioridad al acceso a la vivienda segura y económicamente accesibles, como el alquiler social, la cesión de uso y la propiedad cooperativa, así como destinar los pisos vacíos al alquiler social.