Cáritas Diocesana de Valencia envía una nueva ayuda a Alepo de 35.000 euros Se emplearán para la alimentación de primera necesidad

Redacción | 22-12-2016
alepoCáritas Diocesana de Valencia acaba de enviar a la ciudad siria de Alepo una segunda partida de 35.000 euros que será invertida en alimentos básicos para las personas que aún siguen atrapadas en la ciudad.

El pasado mes de febrero ya se realizó un anterior envío de la misma cantidad que se invirtió en dos proyectos, también en Alepo, de ayuda alimentaria a unas 300 familias (1600 personas) para cuatro meses y la puesta en marcha de un dispensario médico para atender a los numerosos heridos que no pueden acudir a los hospitales.

En ambas ocasiones, la petición de ayuda llegó directamente de Jean-Clément Jeanbart, arzobispo melquita greco-católico de Alepo, a través del padre paúl, Patricio Sabater, presidente delegado de la asociación francesa Béthanie Lumières d’Orient (Betania Luces de Oriente) que actualmente reside en Valencia.

En una carta de agradecimiento, monseñor Jeanbart ha afirmado que: “la guerra que perdura y se vuelve cada vez más violenta nos obliga a aumentar nuestros esfuerzos con quienes sufren una situación insoportable. Vuestra generosidad nos permite reconfortar a muchas personas pobres en Alepo”.

En este sentido, el director de Cáritas Diocesana de Valencia, Ignacio Grande, ha recordado que: “debemos acoger a las personas que llegan buscando refugio en nuestro territorio pero como parte de una gran familia que somos, desde la cooperación fraterna tenemos que ayudar también a quienes se encuentran en el lugar de origen del conflicto”.

Por su parte, Cáritas Internationalis ha hecho público el mensaje de Navidad de su presidente, el cardenal Luis Antonio Tagle, arzobispo de Manila, que ha dedicado a Siria y en el que señala que “esta guerra, en sí misma, está siendo el invierno más crudo para Siria, pero tras el invierno viene la primavera y la paz en Siria sería la mayor de las perfecciones en esta Navidad”.