“Con mucho, lo más importante de nuestra historia: la fe cristiana” El 'Te Deum' presidido por el Cardenal llena la  Catedral en el día de la conquista de Valencia

REDACCIÓN | 12-10-2017

La Senyera de lo Rat Penat estuvo presente en la catedral de Valencia durante el ‘Te Deum’ del pasado lunes 9 de octubre, Día de la Comunitat Valenciana. (Foto: V.GUTIÉRREZ)

Unidad fue la petición que realizó el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, a los fieles reunidos en la Catedral de Valencia por el solemne ‘Te Deum’ de acción de gracias con motivo de la conquista cristiana de Valencia en el año 1238 por el rey Jaime I. “Construyamos unidos una nueva cultura de la vida y de la paz”, alentó el Cardenal a los allí presentes.

En la misa capitular que presidió antes del ‘Te Deum’ insistió en que “resulta imposible comprender la evolución de Valencia sin la conexión con el cristianismo”.

Así, “Jesucristo es lo mejor que le ha podido pasar a la humanidad” y, de igual forma, “para nosotros los valencianos lo que celebramos hoy es, con mucho el acontecimiento más importante de nuestra historia como pueblo construido con un proyecto de vida que nada ni nadie nos puede arrebatar salvo que se quiera abocarlo a su fracaso”, precisó.

En su homilía, el títular de la archidiócesis de Valencia llamó además a celebrar la fiesta en un clima de unidad.

“El 9 de octubre nos une a todos los valencianos en el deseo de construir una sociedad para el desarrollo integral de las personas, con una nueva cultura de la vida, de la civilación y de la paz, en unidad con todos, con nuestras peculiaridades propias, pero conscientes de que formamos parte de una unidad superior en el proyecto del que formamos parte, España y Europa y todos al servicio del bien común”, indicó el arzobispo de Valencia.

Hoy como aquel entonces del siglo XIII “nos incumbe a los miembros de la Iglesia en Valencia trabajar con todos los hombres en la edificación de un mundo más humano, justo y nuevo; estamos llamados codo con codo con otros a hacer posible que surja una humanidad nueva, con hombres y mujeres nuevos, con la novedad del Evangelio”.

Al término de la eucaristía, en la que concelebraron el obispo auxiliar Esteban Escudero, el arzobispo emérito de Zaragoza, Manuel Ureña, y el obispo emérito de Lleida, Joan Piris, junto con el cabildo de la Catedral Metropolitana, el Cardenal se dirigió acompañado de to­dos los concelebrantes a la puerta de los Hierros de la Seo donde recibió la Senyera de lo Rat Penat, que besó.

Tras ello se dirigieron hacia el presbiterio donde la Coral Catedralicia interpretó el ‘Te Deum’ de acción de gracias, que compuso el canónigo prefecto Música Sacra de la Catedral José Climent.

A la conclusión, y antes de impartir la bendición, el cardenal Antonio Cañizares agradeció la multitudinaria presencia de fieles valencianos en el Tedéum. “A todo el pueblo valenciano representado aquí en la senyera que ha entrado en este templo, os deseo todo lo mejor, que es lo que aquel 1238 recibimos, la fe cristiana que hace un mundo totalmente nuevo, hecho por hombres y mujeres nuevos para evangelizar”, dijo el Cardenal, que finalizó sus palabras con un “Vixca Valencia!”, acogido con una ovación por los asistentes.