El Cardenal anima a los jóvenes “a encontrar el gusto por rezar” En la primera vigilia de oración del año en la Basílica
Foto: Alberto Sáiz.

Foto: Alberto Sáiz.

REDACCIÓN | 08-1-2015

La Basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia se volvió a llenar de jóvenes en la primera vigilia de oración del año que estuvo presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

Durante el encuentro el Cardenal aseguró que el año 2015 “ha de ser un tiempo de oración en nuestra diócesis” porque “necesitamos orar mucho más de lo que lo hacemos”.

En realidad, “no nos damos cuenta de la fuerza que tiene la oración, orar es tener toda la confianza en Dios, es la mejor, la más poderosa y asequible arma con la que los cristianos podemos hacer frente a la desesperanza”, señaló el purpurado.

“Os pido, pues, que recéis”, dijo el Cardenal a los jóvenes congregados en la Basílica ante los que aseguró que la oración “no es tiempo perdido sino ganado” y “si hubiese más oración por los sacerdotes o por los obispos, sería de otra manera la Iglesia.

 

Encuentro de Taizé

Se refirió también el Cardenal a la “gran noticia” de la reciente designación de la ciudad de Valencia por la comunidad ecuménica de Taizé para organizar el próximo encuentro europeo de jóvenes en el fin de año de 2015, y se preguntó “¿qué es Taizé sino un movimiento de oración?”.

Ante esta convocatoria, “hemos de disponernos también aquí en Valencia a asumir el compromiso de oración y que los jóvenes encuentren el gusto por rezar”.

La vigilia comenzó con la exposición del Santísimo, tras la que se llevó a cabo la lectura de un salmo, la proclamación de una lectura vocacional, una catequesis del Cardenal dirigida a los jóvenes, las peticiones, el rezo del Padre Nuestro y del Magníficat, y finalmente, la bendición con el Santísimo

Asimismo, el 9 de enero la parroquia de los Santos Reyes de Villalonga acogerá la primera vigilia itinerante de jóvenes del año.