El Papa necesita tu ayuda para socorrer a los pobres y necesitados

REDACCIÓN | 29-06-2017
publi-obolo

Las parroquias de la archidiócesis de Valencia se sumarán este fin de semana a la celebración del Día del Papa, que conmemora la Iglesia con motivo de la solemnidad, este jueves, de los Apóstoles San Pedro y San Pablo.

En todas las misas se incluirán oraciones específicas así como colectas para que el Papa pueda realizar su misión evangelizadora y de caridad en favor de todas las iglesias, especialmente las más pobres.

Con motivo del Día del Papa, y con el fin de “promover la comunión y solidaridad” con el Pontífice, en la predicación de las misas vespertinas del sábado y en las del domingo, párrocos, rectores y capellanes “procurarán instruir a los fieles sobre el “ministerio petrino”, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes del Arzobispado.

Igualmente, la colecta de las misas del domingo, de carácter pontificio, llamada “Óbolo de San Pedro”, estará destinada a “ayudar al Santo Padre en las múltiples necesidades de la Iglesia universal”, han añadido.

En su carta semanal el Cardenal asegura que esta jornada “es un día en que deberíamos fortalecer la veneración y la obediencia al Papa, el afecto filial hacia su persona que siempre han distinguido al católico”. “Esto es necesario cuanto, por razones complejas, parece observarse en ciertos sectores de la cristiandad un oscurecimiento de lo que comporta el ministerio del sucesor de Pedro en la vida de la Iglesia”, añade.

Por otro lado, destaca que “Dios nos guarde al papa Francisco. Es un regalo suyo a toda la Iglesia santa. ¡Qué gran testigo de esperanza y caridad evangélica, que gran defensor y servidor de todo hombre, de los más débiles, inocentes e indefensos!”.

Traslado de la solemnidad a este domingo
El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha decretado el traslado de la solemnidad extrínseca de la festividad de los santos apóstoles Pedro y Pablo a este domingo, manteniéndose este jueves la celebración litúrgica de este día.

Así, mediante decreto el Arzobispo establece el traslado de esta próxima fiesta de San Pedro y San Pablo, “de honda significación litúrgica en el Calendario Romano, y tomando en consideración la devoción que nuestra querida archidiócesis ha dispensado siempre a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, y los sentimientos de afecto y adhesión que profesa hacia el Santo Padre, cabeza visible de la Iglesia, sucesor de Pedro y garantía de su unidad”.

Para ello, “para que nuestra amada archidiócesis viva la solemnidad de los Santos Pedro y Pablo con profundo sentido de comunión y solidaridad eclesial”, el cardenal Cañizares dispone que en todas las iglesias abiertas al culto, parroquiales y no parroquiales, “se celebre la misa de la solemnidad de San Pedro y San Pablo en las misas vespertinas del sábado, día 1, y en las del domingo día 2 de julio, con asistencia de fieles”.