El reto ante la familia del enfermo: cuidarla, animarla, fortalecerla y acompañarla 11-F JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO

EVA ALCAYDE | 8-02-2018
Cuando uno sufre, sus seres queridos sufren también con él y cuando uno enferma, su familia también participa de su enfermedad.

Con este enfoque y bajo el lema “Acompañando a la familia del enfermo”, la delegación para la Pastoral de Enfermos y Mayores del Arzobispado de Valencia encara la Jornada Mundial del Enfermo, que la Iglesia celebra este próximo domingo, día 11, con ocasión de la festividad de Nuestra Señora la Virgen de Lourdes.
Para Luis Sánchez, Delegado Episcopal de esta pastoral, la familia del enfermo necesita también ser cuidada, animada, fortalecida y acompañada.

“Nunca hemos de olvidar de que hay que cuidar al cuidador. Una de las misiones fundamentales de la pastoral de los enfermos y mayores es llevar el amor y la esperanza a las familias de nuestros enfermos y ancianos, acompañándoles en sus angustias y alegrías, y llenándoles de ese consuelo que sólo Dios nos puede, y quiere, dar”, explica el sacerdote en una carta que ha remitido a todas las parroquias de la diócesis, junto al material de la campaña y el subsidio litúrgico para celebrar la Jornada Mundial del Enfermo.

XV Jornada Diocesana

Coincidiendo con la Jornada Mundial y con el mismo lema ‘Acompañando a la familia del enfermo’, este sábado, día 10 tendrá lugar, a las 10:00 horas, la XV Jornada Diocesana, como cada año en el Centro Arrupe de Valencia, situado en la Gran Vía Fernando el Católico, 78.

La ponencia central de la jornada correrá a cargo de José Luis Guinot, Jefe Clínico del Servicio de Oncología Radioterápica en la Fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO) y Presidente de la Asociación Viktor E. Frankl.

Tras el descanso y como viene siendo habitual se contará con el diversos testimonios de personas relacionadas con la pastoral de la salud.

Así, intervendrán Clara Gallego, voluntaria de la Asociación Viktor E. Frankl en el IVO, María Guadalupe Ramírez, religiosa Sierva de Jesús y Francisco Tomás, Persona Idónea del Hospital Dr. Moliner de Porta Coeli.

Las conclusiones de la jornada correrán a cargo de María Carrascosa, Médico Oncólogo y voluntaria de Delegación Diocesana de la Pastoral de Enfermos y Mayores, que se centrará en la importancia acompañar al enfermo y también al familiar.

Misa de las antorchas
El lunes, día 12, tendrá lugar, según lo previsto, la tradicional Misa de las Antorchas, organizada por la delegación episcopal para la Pastoral de Enfermos y Mayore, junto a la Hospitalidad Valenciana Nuestra Señora de Lourdes. Será a las 8 de la tarde en la Catedral de Valencia.

El Papa pide políticas adecuadas para reconocer el papel de las familias en la atención de los enfermos
El papa Francisco, en su carta con motivo de la Jornada Mundial del Enfermo alude a la “vocación materna de la Iglesia” hacia los necesitados y los enfermos, inspirándose en las palabras que Jesús, desde la cruz, dirige a su madre María y a Juan: «Ahí tienes a tu hijo… Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa» (Jn 19,26-27).

Esta vocación materna de la Iglesia se ha materializado, a lo largo de la historia, en una gran variedad de iniciativas a favor de los enfermos en todo el mundo.

En los países donde existen sistemas sanitarios públicos y adecuados, el papa Francisco se refiere al trabajo de las congregaciones católicas, de las diócesis y de sus hospitales, que “además de proporcionar una atención médica de calidad, trata de poner a la persona humana en el centro del proceso terapéutico y de realizar la investigación”.

Por contra, en los países donde los sistemas sanitarios son inadecuados o inexistentes, “la Iglesia trabaja para ofrecer a la gente la mejor atención sanitaria posible, para eliminar la mortalidad infantil y erradicar algunas enfermedades generalizadas”.

La Iglesia, hospital de campaña
“En todas partes trata de cuidar, incluso cuando no puede sanar”, subraya Francisco en su carta y refresca la imagen de la Iglesia como un “hospital de campaña, que acoge a todos los heridos por la vida.
Esta imagen -dice el Papa- “es una realidad muy concreta, porque en algunas partes del mundo, sólo los hospitales de los misioneros y las diócesis brindan la atención necesaria a la población”.

Para Francisco, el papel de las familias en la atención a los enfermos es fundamental “No podemos olvidar la ternura y la perseverancia con las que muchas familias acompañan a sus hijos, padres y familiares, enfermos crónicos o discapacitados graves”, subraya el Papa para quien “la atención brindada en la familia es un testimonio extraordinario de amor por la persona humana que hay que respaldar con un reconocimiento adecuado y con unas políticas apropiadas”.

Francisco también destaca que la misión eclesial del cuidado de los enfermos es una tarea compartida en la que participan médicos y enfermeros, sacerdotes, consagrados y voluntarios, familiares y todos aquellos que se comprometen en el cuidado de los enfermos.

Lea el reportaje íntegro en la edición impresa de PARAULA con los testimonios de las doctoras Adela Cañete y Maria Carrascosa, así como el día a día de Jaume, un niño de 14 años con parálisis cerebral