El cardenal Antonio Cañizares pide a los legisladores compromiso a favor de la vida En la misa de la Jornada por la Vida en la que don Antonio bendijo a embarazadas

Eva Alcayde | 30-03-2017

Don Antonio fue bendiciendo una por una a las mujeres embarazadas que acudieron a la Catedral de Valencia. (Foto: Alberto Sáiz)

Don Antonio fue bendiciendo una por una a las mujeres embarazadas que acudieron a la Catedral de Valencia. (Foto: Alberto Sáiz)

Un total de diecisiete mujeres gestantes recibieron la bendición personal del cardenal arzobispo Antonio Cañizares, su felicitación porque “dais testimonio de que queréis la vida” y su deseo de que tengan un “parto feliz”.

Fue el pasado sábado, día 25, en la Catedral de Valencia, en el trascurso de uno de los actos más esperados de la Semana por la Vida, la misa de la Día Internacional de la vida -que se celebra coincidiendo con la solemnidad litúrgica de la Anunciación del Señor- y la bendición de mujeres embarazadas.
Durante su homilía, el Arzobispo hizo alusión a las madres gestantes “que venís llenas de esperanza y alegría” y a la Jornada por la Vida, pero fue durante las peticiones, cuando el cardenal Cañizares pidió y personalmente y de forma expresa “por nuestros legisladores, para que legislen con un compromiso en favor de la vida”.

En su homilía, don Antonio aseguró que en el mundo actual “son muchos los hechos y corrientes de pensamiento en la cultura dominante que están reclamando la necesidad de una profunda reconstrucción del mundo” para que sea conducido “por las sendas de la humanidad verdadera”.
En este sentido, el Arzobispo señaló que “la clave para esa recuperación de la persona humana es el encuentro con Jesucristo”.

Por eso, subrayó que la reconstrucción del mundo y la nueva evangelización “son dos caras de una misa realidad”. “No habrá reconstrucción de esta humanidad sin una nueva evangelización y tampoco habrá una evangelización que no generase una humanidad nueva”.

Don Antonio también señaló que es necesario afirmar con nuestro testimonio, que “queremos abrirnos a Cristo para que llene nuestro corazón con su luz, nos abra los ojos a la Verdad y la defendamos”, en referencia a las madres gestantes presentes que “dais testimonios de que queréis la vida”.

“¡Cuántos fariseos con respecto a la vida!”
Haciendo referencia al Evangelio de día, del ciego que vuelve a ver, el Cardenal Cañizares señaló que “los fariseos son la oposición obcecada” y exclamó “¡cuántos fariseos hay con respecto a la vida!”.
“Cuántos se oponen a la vida…- lamentó don Antonio- y legislan contra la vida buscando subterfugios para no ser vistos tan negativamente”.
Sin embargo, don Antonio destacó que la peor ceguera es la del que no quiere ver las evidencias. “El hombre vale más que un perro, así de claro, y vale más que cualquier animal, así de claro, hay que decirlo, y no sufrir la vergüenza que da que se discuta esto o que no se tenga en cuenta en los debates públicos que estos días hemos podido ver en los medios de comunicación”, señaló.

Semana de actos

Tras la celebración en la Catedral, se invitó a todos los presentes a participar en los actos de la ‘Jornada por la Vida’, que tenían lugar a continuación en la Plaza de la Virgen, bajo el lema “La luz de la fe ilumina el atardecer de la vida”.

Así la plaza acogió a todos los asistentes, embarazadas, familias, niños, mayores, e integrantes de diferentes pa­rroquias y asociaciones co­mo “Fe y Luz”.

Allí tuvo lugar un ‘flashmob’ en defensa de la vida y suelta de globos verdes y blancos como signo de esperanza.

Sor Aurora Gallego, religiosa responsable de la Casa Cuna Santa Isabel y gran defensora de la vida mostró su satisfacción por todos los actos que se han desarrollado en la diócesis y por “ver a tanta gente que valora la vida”, aunque reconoció que “no hay que dejar de luchar nunca porque todavía queda mucho por hacer”.

Lea el reportaje íntegro y más testimonios en la edición impresa de PARAULA