“Evangelizar no es adoctrinar, es hacer personas libres” El Cardenal clausura el I Congreso Interdiocesano de Educación

B.N. | 27-10-2017

El cardenal arzobispo de Valencia Antonio Cañizares, agradeció a los participantes en el congreso su tarea como educadores. (FOTO: A.SÁIZ)

“Evangelizar no es adoctrinar” como si se tratase de vender ideas o mercancías, sino que “es todo lo contrario” porque “es hacer personas libres” para que sea posible la “reconstrucción de una nueva evangelización y de una educación basada en la verdad”. En estos términos se expresaba el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, durante la ponencia que ponía el punto y final al I Congreso Interdiocesano de Educación, organizado conjuntamente por las diócesis de Orihuela-Alicante, Valencia y Segorbe-Castellón.

El Cardenal animó a “seguir el modelo y paradigma de Cristo en la Educación para recuperar a la persona humana y el bien común teniendo en cuenta a los pobres, descartados y discapacitados”.

El arzobispo de Valencia, que pronunció la última conferencia del Congreso, bajo el título ‘La propuesta de la Iglesia sobre la educación’, afirmó que la “clave” para la “recuperación y la reconstrucción de una nueva humanidad es el encuentro con Jesucristo que siempre nos guía”. Así, aseguró que “no podemos excluir a Cristo de la escuela y los cristianos estamos ahí para evangelizar”.

En este sentido, indicó que educar coincide con evangelizar a “los pobres y a todos sin discriminación” y recordó la experiencia llevada a cabo por los colegios diocesanos de Valencia titulada ‘Un verano diferente’, en la que abrieron sus puertas este verano para atender a hijos de familias sin recursos.

Según el Arzobispo es importante “asumir la historia sin manipular la verdad” y “urge que las nuevas generaciones vuelvan a la escuela de Cristo”, donde se da la “paz, el amor, y la justicia”.

Por otra parte, el cardenal Cañizares comentó, al hilo de los acontecimientos políticos que actualmente vive España, que “en una eventual reforma de la Constitución los derechos sobre Libertad religiosa o Derechos Humanos son irrenunciables” y recordó que “la Constitución es nuestro gran apoyo al que no podemos renunciar”.

El Cardenal agradeció, finalmente, a todos su participación en el congreso y la organización de éste, animándoles a seguir “adelante”, tras el aplauso continuado de los asistentes, familias, educadores, docentes, religiosos y religiosas, que abarrotaron el salón de actos del colegio de las Esclavas, en donde se desarrollaron las ponencias.
A lo largo de la jornada, también intervinieron el obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla; Gregorio Luri, de Navarra, doctor en Filosofía y licenciado en Ciencias de la Educación; y Catherine L’Ecuyer, divulgadora educativa canadiense afincada en Barcelona, dedicada a la consultoría de empresas.

Igualmente, tomaron o parte, además del cardenal arzobispo de Valencia, los obispos de Segorbe-Castellón, Orihuela-Alicante, monseñores Casimiro López y Jesús Murgui, respectivamente, y los obispos auxiliares de Valencia, monseñores Esteban Escudero, Arturo Ros y Javier Salinas.

Antes de asistir a las ponencias, los participantes participaron en la misa celebrada en la cercana parroquia de San Pascual Baylón donde el Cardenal animó a los profesores a seguir educando “en la verdad de Dios” y agradeció su labor “por todo lo que hacen ustedes en las aulas ya que están realizando un servicio impagable a la sociedad”.

Lea el reportaje íntegro en la edición impresa de PARAULA