El IDR en Tavernes Blanques acerca a la vida parroquial a personas alejadas de la Iglesia Tras meses de trabajo intenso, de reuniones y de estudio, los grupos del IDR de la parroquia de la Santísima Trinidad se toman vacaciones de verano

L.B. | 5-07-2012
Tras meses de trabajo intenso, de reuniones y de estudio, los grupos del IDR de la parroquia de la Santísima Trinidad, en Tavernes Blanques, se toman vacaciones de verano.

Previamente, los animadores de los distintos grupos se han reunido con el párroco, José María Taberner, para hacer balance de esta segunda etapa del Itinerario.

“En este segundo año del Itinerario Diocesano de Renovación no han sido pocos los momentos en los que Dios se ha hecho presente en cada uno de nosotros. Su Palabra, proclamada en cada encuentro del Itinerario, ha ido calando en nuestros corazones llenándonos de paz y sosiego”, explica Jorge Felipo, animador del IDR.

En la última reunión, fueron muchas las experiencias positivas del Itinerario que se expusieron. Así, se pudo ver cómo personas que estaban alejadas de la Iglesia, han descubierto en estos breves encuentros la figura de Jesucristo y se han animado a participar de la vida parroquial a la que antes eran ajenas.

También se ha dado el caso de otros fieles que, estando ya ligados a la parroquia, han profundizado en la esencia del mensaje cristiano, lo que les ha fortalecido la fe y les ha impulsado a vivir una vida de Iglesia en mayor comunión con sus hermanos, según Jorge Felipo.

“Y entre tanta maraña de actividades que se programan para el verano, una vez concluida esta etapa del IDR, nos hemos propuesto encontrar siempre un momento para dar gracias a Jesucristo por sus bienes y dedicar tiempo a la oración”, concluye Felipo.