InteRed, ONGD para la educación de calidad de la mujer en países necesitados, cumple 25 años Surgida desde la Institución Teresiana del Padre Poveda, trabaja también desde Valencia

L.B. | 26-07-2017
Nació hace 25 años con el fin de promocionar a la mujer y de educar a las personas más desfavorecidas para que puedan cambiar su entorno. Trabaja en países de Hispanoamérica, Asia y África. InteRed es la ONG de desarrollo de la Institución Teresiana, lo que ellos definen como “una, red de intercambio y solidaridad entre pueblos y culturas”.

La educación de calidad y, en especial la educación de las mujeres, ha sido la base de la Institución Teresiana desde que a principios del siglo XX san Pedro Poveda vio en la promoción de la persona y en el cultivo de su inteligencia y de sus capacidades, la posibilidad de dar una respuesta a los problemas sociales de su tiempo.

Persiguiendo este objetivo, la Institución Teresiana cuenta en España con 18 centros educativos, además de estar presente en muchos países empobrecidos a los que destinaba fondos para actividades sociales. Fue en el año 1992 cuando consideró que debía promover una ONGD con el objetivo de apoyar y fortalecer esas organizaciones en el extranjero. “De este modo encauzamos unos sueños que nacieron ya con san Pedro Poveda en las cuevas de Guadix”, explica Eduardo García, responsable del voluntariado de InteRed y coordinador de la delegación de Valencia.

Educación y promoción
InteRed no es una ONG asistencialista ni de acción social directa. “Nuestra misión no es construir pozos o casas -aunque cuando es preciso lo hacemos-, sino educar y abrir los ojos a la gente para que vea que hay otras posibilidades, otra forma de vivir”, indica Eduardo. Sus características específicas son el fortísimo enfoque de promoción de la mujer y la educación de calidad.

Y es que la mujer ha sido el primer objetivo de la Institución Teresiana desde que el padre Poveda promovió su educación pues “siempre es la más vulnerable, la más pobre y analfabeta porque no tiene acceso a la educación o abandona el colegio pronto para quedarse al cuidado de la casa y de la familia, y más si es indígena”, manifiesta Amparo Alcalá, teresiana valenciana que durante 24 años ha vivido en Guatemala.

Y el segundo pilar de InteRed es la educación de calidad para todos. “Buscamos dar la mejor educación posible. Una educación que cambie a la persona para que después ella, a su vez, pueda cambiar su entorno. Una educación que les ayude a ser conscientes de quiénes son, cuáles son sus derechos y capacidades para que puedan desarrollarlas, potenciarlas y reivindicarlas frente al poder. Educamos para crear una ciudadanía crítica y corresponsable”, comenta el coordinador.

Por eso, InteRed se centra especialmente en la educación de todo aquel que tiene capacidad de transformar la vida de los otros porque así “se multiplica el resultado”, como son los docentes, agricultores o funcionarios para que aprendan, por ejemplo, nueva metodología educativa, a mejorar sus cultivos o a organizar las instituciones de manera más justa e igualitaria.

Frenar el fracaso escolar
En el último año, InteRed ha realizado 55 acciones de cooperación en África (Camerún, R.D. del Congo y Guinea Ecuatorial), Asia (India y Filipinas) e Hispanoamérica (México, Guatemala, Perú, Bolivia y República dominicana). Allí ha colaborado con organizaciones locales “porque son las que mejor conocen el contexto, las personas y la cultura del lugar”, facilitándoles fondos o prestando asesoramiento profesional y técnico.

En Guatemala, por ejemplo, desarrolla un proyecto con el objetivo de frenar el fracaso escolar y absentismo de los niños y, sobre todo, de las niñas, excluidos del sistema escolar por edad o por extrema pobreza, a los que se les da una formación mínima para que puedan acceder al colegio; presta apoyo escolar a los que ya están en el colegio pero son familias pobres y desestructuradas; y ofrece educación integral para los niños de 0 a 6 años, según explica Amparo Alcalá.

InteRed
C/ Mauro Guillén, 5 – Valencia
96.347. 02.64