La alegría de la llamada: música joven para despertar vocaciones El Festival de la Canción Vocacional llena de niños y jóvenes el Seminario

EVA ALCAYDE | 20-04-2018

Un total de 29 grupos juveniles procedentes de parroquias, colegios, coros y movimientos cristianos de la diócesis participaron en el XXXIX Festival de la Canción Vocacional. J.PEIRÓ

Ambiente festivo, familiar, alegre y divertido fue el que se vivió el pasado domingo en el Seminario Mayor de Moncada, durante el Festival de la Canción Vocacional, que este año cumplía su 39 edición.

Organizado por el Centro de Orientación Vocacional ‘Juan Pablo II’, el COV, este año el lema elegido ha sido “Has hallado gracia delante de Dios”, y en torno a él giraron las canciones de lo 29 grupos que participaron, de hecho, muchos de ellos lo emplearon como título de sus interpretaciones.
Tras la presentación, a cargo de Virgilio González, director del COV y delegado diocesano para la Infancia y Juventud, y una oración inicial, el obispo auxiliar, Arturo Ros, dio la bienvenida y se metió al público en el bolsillo desde el primer momento, con su humor y cercanía. El obispo, que reveló que no acudía al festival desde hacía 13 años, aseguró que “volver al Seminario siempre es gozoso”, y animó a padres, educadores y participantes a pasarlo bien. “Os pongo como reto que seáis felices y hagáis felices a todo el mundo”, señaló el obispo, idea que volvió a reiterar después, a medio día, durante la Eucaristía.

En la homilía, don Arturo quiso resaltar tres ideas que pidió a los niños, jóvenes, padres, educadores y a todos los presentes que grabaran en su corazón: “Jesús se fía de ti y si alguien te dice lo contrario te miente, Jesús sale a buscarnos y Jesús nos recalca que es la Eucaristía. Sois unos privilegiados, Jesús sale a tu encuentro, te dice que no te va a fallar y que siempre estará contigo. Ella, su Madre, le creyó”.
Al concluir sus palabras, el obispo auxiliar preguntó a los presentes “¿Tenéis motivos para ser felices? Que se os note”.

Pues con esta inyección de optimismo que inoculó don Arturo, se conocieron, tras la misa, los ganadores de la sección de niños.
Y en ese ambiente festivo y alegre se disfrutó también del sol y de la comida en los jardines del Seminario y de las actuaciones de la tarde. Hubo aplausos también para los seminaristas, que pusieron todo el esfuerzo y las ganas en la organización y preparación del festival, y para el grupo Alborada, que se ocupó de toda la parte técnica del sonido.

Una tarea difícil para el jurado

El jurado tuvo, un año más, una difícil tarea para elegir a los ganadores de cada una de las categorías. Estuvo formado por el sacerdote Javier Francés, párroco de San José, de Torrent, el musicólogo Luis Garrido, director de la Escolanía de la Virgen, Amparo Díaz, maestra especialista en música y titulada superior en viola, y Azhara Peinado, coordinadora de la banda de Colegios Diocesanos.

A la hora de elegir las canciones ganadoras el jurado tuvo en cuenta algunos aspectos como el ritmo de la canción, la melodía, la estructura armónica y formal, así como su interpretación y el contenido vocacional de las letras.

Nueva actuación
Este domingo, día 22, los grupos ganadores de la 39 edición del Festival de la Canción Vocacional volverán a interpretar sus canciones en una eucaristía, que tendrá lugar, a las 18:30 horas, en la iglesia de Santa Catalina de Valencia, con motivo de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Vocaciones nativas, que se celebra este día.

El objetivo de esta jornada mundial es sensibilizar sobre la vocación religiosa y al sacerdocio, como una opción de vida válida para los jóvenes, y colaborar económicamente en la formación de las vocaciones que surjan en países de misión.