Cullera abre el día 15 el Año Santo por el centenario de la coronación de su patrona En el santuario de la Virgen de la Encarnación y del Castillo

CARLOS ALBIACH | 9-05-2019

Santuario de la Virgen del Castillo de Cullera.

Este año las fiestas en honor a la patrona de Cullera, la Virgen de la Encarnación y del Castillo, han sido todo un preámbulo de un año muy especial para la localidad, puesto que el próximo 15 de mayo se va abrir el Año Santo con motivo del centenario de la coronación y patronazgo de la Virgen. La misa solemne de apertura, presidida por el obispo auxiliar de Valencia Mons. Arturo Ros tendrá lugar a las 18 h. en el santuario de la Virgen.

Este Año Santo, concedido por la Santa Sede a petición del arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ha sido concedido porque este 15 de mayo se celebran cien años de la coronación de la patrona de la localidad y con él, como apuntan desde el santuario, “quieren dar a conocer la advocación a la Virgen y que implique un nuevo impulso evangelizador en las parroquias del municipio”. El Año Santo se celebrará bajo el lema ‘Seguid madre adorada, derramando a manos llenas vuestras divinas bendiciones“.

Las fiestas en honor a la Virgen del Castillo comenzaron el 27 de abril y finalizarán este domingo 12 con una misa a las 11 h. presidida por Mons. Juan Piris, obispo emérito de Lleida, y la ‘pujà’ de la patrona a su santuario desde la parroquia Santos Juanes.
Además, tras la misa del domingo 12 se revivirá el mismo acto que se celebró hace 100 años en la plaza del Mercado y que fue el acto previo a la coronación. En este acto, se leerá la proclama de la coronación, así como el Evangelio.

Patrona desde 1918
La coronación de la Virgen fue concendida por el papa Benedicto XV y fue presidida por el entonces arzobispo de Valencia, el cardenal Enrique Reig y Casanova. Esta coronación fue aprobada por el Papa junto al decreto, de fecha de 15 de octubre de 1918, que proclamaba patrona de la localidad a la Virgen del Castillo, tras la petición que realizó el 25 de abril de 1918 el pleno del Ayuntamiento y que confirmaba el sentimiento que tenían los cullerenses desde hace 600 años.

Durante todo el Año Santo los grupos de peregrinos podrán celebrar la eucaristía en los dos templos jubilares, el santuario de la Virgen y la parroquia Santos Juanes.