Dos valencianos en el Concierto por la Paz en Madrid a beneficio de Scholas Occurrentes Juan y Vicente Torres, del Colegio Santiago Apóstol, de Valencia, actúan con Miguel Poveda ante 35.000 personas

L.B. | 12-07-2019

Vicente y Juan Torres González, con Miguel Poveda en el escenario del Wanda Metropolitano.

Dos alumnos del colegio diocesano Santiago Apóstol, del Cabañal de Valencia, pudieron hacer realidad su sueño de actuar con uno de sus cantantes favoritos, Miguel Poveda. Los hermanos Juan y Vicente Torres González participaron en el Concierto por la Paz 2019 promovido a beneficio de la Fundación Scholas Occurrentes que, el pasado domingo 30 de junio, congregó a una veintena de artistas en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

Para los hermanos Torres González cantar con Miguel Poveda y ante 35.000 espectadores fue una experiencia “increíble e inolvidable” que no se limitó al momento en que subieron al escenario, sino que se prolongó durante todo el día en el que convivieron con los diferentes artistas que participaron en el evento. Entre ellos se encontraban artistas de la altura de Luis Fonsi, Sara Baras, Ainhoa Arteta, Diego Torres, Marta Sánchez, David Bustamante, Carlos Baute y Manu Tenorio.

Formación Profesional
Jordi Bosch, director del Colegio Santiago Apóstol, acompañó a los dos hermanos a Madrid. Estando a su lado pudo comprobar que al subir al escenario con Miguel Poveda, “los chicos no estaban nada nerviosos” y “cantaron muy bien”.

El colegio, dentro de la etapa de Formación Profesional Básica trabaja con la cátedra de Scholas Occurrentes de la Universidad Católica de Valencia. En noviembre hubo un encuentro de distintos estudiantes de Valencia. Ya entonces José y Vicente, hermanos gemelos de 16 años pertenecientes a una familia de ‘cantaores’ muy conocida, tuvieron una actuación. “En aquella ocasión ya llamaron la atención porque cantan muy bien flamenco y José María del Corral, presidente de Scholas Occurrentes, los conoció y les invitó a participar en este Concierto por la Paz”.

Más tarde, fue el propio Miguel Poveda, embajador de la edición española del concierto, quien les invitó a cantar con él. “La visita a Madrid estaba vinculada, además, a que los hermanos aprobaran los exámenes y pudieran pasar a segundo, cosa que han conseguido”, señala el director, quien no duda en manifestar que “la experiencia ha sido muy bonita”.