El Arzobispo constituye el nuevo Consejo Diocesano de Laicos Les exhorta a ser "agentes primordiales en la evangelización"

L.B. | 4-10-2018
El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, presidió el pasado miércoles 26 de octubre el acto de constitución oficial del Consejo Diocesano de Laicos, a los que invitó a “llevar a cabo la obra de la Iglesia, que es evangelizar” y definió como “agentes primordiales de la nueva evangelización porque vuestra vocación es el mundo, para transformarlo y hacer una humanidad nueva”.

El Cardenal presidió la constitución del Consejo. (FOTO: A.SÁIZ)

En el acto, celebrado en el Palacio Arzobispal, el Cardenal, que preside el nuevo Consejo Diocesano, hizo un llamamiento a los laicos “a través de los distintos movimientos pero también individualmente, y como parte básica y activa de la Iglesia, a presentar vuestras posiciones, preocupaciones e intereses, y nosotros, yo como Obispo, debemos escucharos”.
Igualmente, en la constitución del nuevo órgano consultivo colegiado de la diócesis tomaron parte el obispo auxiliar de Valencia mons. Arturo Ros, vicepresidente del Consejo; el vicario general de la Archidiócesis, Vicente Fontestad, y el canciller-secretario del Arzobispado, José Francisco Castelló, que también forman parte del Consejo; así como los trece laicos que lo constituyen.

En su intervención, monseñor Ros explicó que el Consejo “lleva ya unos meses de rodaje” y está formado por “buenas personas, muy trabajadoras, que han mostrado su disponibilidad y pretenden cumplir fielmente lo que sugiere el Plan Diocesano de Pastoral, de donde se estableció que se constituyera, al tiempo que aseguró que en su seno “el mundo del laicado está muy bien representado”.
A continuación el canciller-secretario del Arzobispado leyó el decreto de constitución del Consejo Diocesano de Laicos.

Presencia real
El Consejo Diocesano de Laicos es una iniciativa del propio cardenal Cañizares y lo conforman “laicos de distintas realidades personales y eclesiales” unidos para cumplir objetivos y acciones como “promover el laicado, tanto dentro de la Iglesia como en las realidades temporales, y animar a éstas desde los valores y principios del Evangelio”, señaló Amparo Estellés, de­legada episcopal de Apostolado Seglar y presidenta diocesana de Acción Católica General, que forma parte del Consejo.
La finalidad es que los laicos “tengan una presencia real en la diócesis, siempre desde la corresponsabilidad y la comunión”, según Estellés.

Además, aunque oficialmente se acaba de constituir, el Consejo ha llevado a cabo ya acciones relacionadas con el Plan Diocesano de Pastoral como “trabajar el tema de los consejos parroquiales de pastoral y económicos, que son los órganos de participación de los laicos en las parroquias y en la diócesis, y organizar, el pasado mes de mayo, el Encuentro Diocesano de Laicos como primer contacto con la realidad de la diócesis”.

En la actualidad, el Consejo Diocesano de Laicos está preparando su participación en el Congreso Nacional sobre el Laicado que se celebrará en 2019 así como unos ejercicios espirituales para laicos que se celebrarán en diciembre.