El Cardenal renueva la consagración de la diócesis de Valencia al Sagrado Corazón En una misa en la Catedral tras una procesión que recorre las calles del centro histórico

L.B. | 5-07-2019

El Cardenal renovó la consagración de la diócesis de Valencia al Sagrado Corazón de Jesús. A.SAIZ

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares renovó el pasado viernes 28 de junio la consagración de la diócesis de Valencia al Sagrado Corazón de Jesús, algo que “no es sólo un acto devocional sino de adhesión y comunión plena con Jesucristo”, aseguró en la misa que presidió en la Catedral.

Más de mil personas llenaron la Seo. Debido al intenso calor de la tarde, algunos de los fieles se dirigieron directamente a la Catedral, donde esperaron la llegada del resto, pues la gran mayoría acudió en una procesión presidida por el Arzobispo, desde la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, antigua iglesia de la Compañía.

En la procesión fue llevada en un anda la imagen del Sagrado Corazón de Jesús procedente de la parroquia de la localidad de Siete Aguas. Al salir de la iglesia del Sagrado Corazón, la procesión recorrió las calles de La Lonja, Estameñería Vieja, Purísima y Correjería, para llegar a la Plaza de la Reina y entrar en la Catedral por la Puerta de los Hierros. Durante todo el recorrido miembros de los Grupos Emaús, todos ellos vistiendo camisetas blancas, portaron el anda y fueron entonando cánticos que llamaban la atención de los viandantes y los turistas, que se paraban a ver qué sucedía y a sacar fotografías.

Don para la diócesis
En la Catedral, el cardenal presidió la eucaristía en la que recordó que la diócesis ya se consagró en 1918 al Sagrado Corazón de Jesús, un año antes de hacerlo toda España en 1919, y subrayó que “la situación que vivimos desde hace un tiempo, me hace ver que es muy conveniente consagrar otra vez Valencia”.

“Esta tarde aquí está aconteciendo algo muy importante aunque no lo sepa toda Valencia”, manifestó el Cardenal, quien añadió que “esta consagración nos hace ser verdaderos misioneros, evangelizadores”. Por ello, continuó, “vivamos esta consagración como un don de Dios a la diócesis y a cada uno de nosotros. No dejemos pasar esta acontecimiento de gracia”.
De igual manera alentó a “abrir nuestras vidas a este don de Dios que es la consagración al Sagrado Corazón de Jesús”, porque “necesitamos contemplar cuánto entraña el Corazón de Jesús para comprender lo que significa amar”.

De ese corazón “brota la Iglesia y sus sacramentos, que nos acercan a Dios y a su amor”. De hecho, “la verdadera consagración al Sagrado Corazón de Jesús es abandonarnos a Dios”, aseguró el titular de la archidiócesis.
Se trata, en definitiva, de, a través de la consagración al Sagrado Corazón de Jesús “hacer posible que surja una nueva civilización del amor, para todas las indigencias humanas, económicas, morales, espirituales, religiosas en que vivimos”.

Grupos Emaús
Al término de la homilía y en la oración de los fieles se pidió por los frutos del próximo Sínodo diocesano convocado por el cardenal Antonio Cañizares.

En la ofrenda, se ofreció un cuadro del Sagrado Corazón de Jesús, el mismo que preside todos los encuentros que tienen los Grupos de Emaús en las distintas parroquias en las que se reúnen. Precisamente, el acto de renovación de la consagración de la diócesis al Sagrado Corazón de Jesús fue el primer encuentro con el Cardenal de estos grupos que organizan los Retiros de Emaús en nueve parroquias de nuestra diócesis.