El I Congreso Interdiocesano de Educación abre una nueva etapa de reflexión conjunta y continua Próximamente se publicarán las conclusiones en www.congresoeducacionvalencia.org

B.N. | 2-11-2017
Con un “muchísimas, muchísimas gracias… ¡adelante!” se despedía el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares de los docentes, educadores y familias que participaron en el I Congreso Interdiocesano de Educación ‘La educación: un reto a los padres, a la Iglesia y la sociedad”, organizado conjuntamente por las diócesis de Se­gorbe-Castellón, Orihuela-Alicante y Valencia y celebrado los pasados días 20 y 21 de octubre.

Tras él, el obispo de la diócesis de Segorbe Castellón, monseñor Casimiro López, hacía lo propio asegurando que entre todos se había hecho posible “este primer congreso… ahora que haya un segundo”. Una afirmación muy aplaudida y a la que se sumaba monseñor Jesús Murgui, obispo de la diócesis Orihuela-Alicante.

De esta forma, y a la espera de la publicación de las conclusiones finales en la página web del congreso -www.congresoeducacionvalencia.org-, los obispos de las tres diócesis participantes consideraban esta jornada como un punto y seguido en este tema tan importante para la sociedad como es el de la educación y a partir de aquí, iniciar acciones conjuntas.

Y así lo corrobora Rafael Cerdá, a Paraula, delegado de educación del Arzobispado de Valencia, al afirmar que este congreso interdiocesano es el inicio “de una nueva etapa. Aquí lo que nos preocupa es que todas las personas que están interesadas en el proyecto educativo tal y como nosotros lo vemos pueda estar en continuo estado de reflexión, actualizándonos y planteándonos qué más y qué mejor podemos ofrecer a esta sociedad que es cambiante. A ello hay que sumar que las generaciones de los alumnos van creciendo y por tanto nosotros tenemos que estar en constante revisión. Por lo que, ahora, hay que hacer un camino de reflexión en la educación de nuevas ge­neraciones”.

Este I Congreso Interdiocesano de Educación, además, destacó por “la cantidad y la pluralidad de las personas que participaron él. Tanto del ámbito de la escuela católica co­mo la no católica”.

Rafael Cerdá tampoco se olvida de los ponentes. A ellos hay que agradecerles su “generosidad y que hayan respondido a las expectativas que planteábamos en este congreso”.

Cabe recordar que en la segunda sesión del congreso celebrada en el colegio Esclavas de Valencia -la primera tuvo lugar en la plaza de la Virgen con una multitudinaria vigilia de oración- participaron como ponentes Gregorio Luri, doctor en Filosofía y licenciado en Ciencias de la Educación; Catherine L’Ecuyer, divulgadora educativa canadiense afincada en Barcelona, madre de cuatro hijos, dedicada a la consultoría de empresas; el obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla y el propio cardenal Cañizares.

Todos ellos abordaron desde sus ponencias cada uno de los ejes en torno a los que se presentaba la propuesta de este congreso: los padres, la escuela, la Iglesia y la sociedad.

Búsqueda

Portada de la edición impresa