El viaje apostólico de Francisco a Turquía impulsa la amistad mutua con el Islam y el rechazo del terrorismo En un gesto ecuménico sin precedentes, el Papa pide al patriarca ortodoxo que bendiga “a la Iglesia de Roma”
El papa Francisco se inclinó ante el patriarca ecuménico Bartolomé I y le dijo: “Bendíceme a mí y a la Iglesia de Roma”.

El papa Francisco se inclinó ante el patriarca ecuménico Bartolomé I y le dijo: “Bendíceme a mí y a la Iglesia de Roma”.

REDACCIÓN | 3-12-2014

El papa Francisco y el patriarca ortodoxo Bartolomé I han firmado en Estambul, durante la visita de tres días que ha realizado el Santo Padre a Turquía, una declaración conjunta con la que refuerzan su voluntad de superar la división entre ambas Iglesias. Los dos mostraron su preocupación por lo que denominaron “un Oriente Medio sin cristianos que han profesado el nombre de Jesús allí durante dos mil años” en alusión a la violencia cometida contra los cristianos “en Irak, Siria y en todo el Oriente Medio”. En la declaración, añaden que “se ha perdido el valor de la vida humana, y que la persona ya no importa pudiéndose sacrificar a otros intereses”.

La declaración también pone de manifiesto la importancia de promover un diálogo constructivo con el Islam que siente las bases para una amistad mutua, especialmente teniendo en cuenta la actual coyuntura mundial.

 

Encuentros

El viernes 28 de noviembre el papa Francisco llegó a Turquía. En la primera jornada del viaje apostólico saludó a las autoridades del país, de gran mayoría musulmana. La violencia centró las conversaciones y discursos, y Francisco insistió en la importancia de que cristianos y musulmanes se comprometan juntos por la solidaridad, la paz y la justicia.

El segundo día, el Papa visitó algunos lugares símbolo de las diversas confesiones religiosas presentes en Turquía. Así, en la Mezquita Azul de Estambul, Francisco llevó a cabo una “adoración silenciosa” junto al gran muftí de Estambul, Rahmi Yaran. Más tarde, en la Catedral del Espíritu Santo, el pontífice presidió una misa e invocó la reunificación con los ortodoxos y otras Iglesias cristianas.

El tercer y último día, fiesta de San Andrés Apóstol, patrón de la Iglesia ortodoxa, tuvo lugar en la iglesia patriarcal de San Jorge de Estambul una celebración conjunta del papa Francisco y el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I. En este oficio el papa Francisco se inclinó ante Bartolomé I para que le bendijera y también a la Iglesia de Roma. El patriarca besó la cabeza del pontífice. En la oración conjunta desearon la unificación de sus respectivas iglesias y con los demás cristianos.

El último encuentro del papa Francisco fue con un grupo de jóvenes prófugos de las zonas de Oriente Medio afectadas por conflictos, y que están acogidos por los religiosos Salesianos en la ciudad de Estambul.

 

 El Papa pide unidad a los musulmanes ante la violencia islamista:  “El Corán no es esto”
“Sería bueno que todos los líderes islámicos, tanto políticos como religiosos, condenen los ataques terroristas, que lo digan claramente, porque esto ayudará a la mayoría del pueblo islámico. Todos nosotros necesitamos de una condena mundial. Es importante que digan ‘el Corán no es esto’”, dijo Francisco, en una rueda de prensa en el vuelo de regreso de Estambul a Roma.