“Estoy convencida de que Dios pensó la música como un medio para hablar con Él” Entrevista a Athenas Venica, la célebre cantautora católica argentina, en Valencia, ahora de gira en España

CARLOS ALBIACH | 12-09-2018
Athenas Venica, de 26 años y de Argentina, es una de las cantautoras de música católica en lengua española más conocidas. Es tal su pasión por la música, que además le viene desde pequeña, que ha hecho de la composición y la interpretación su profesión. Con sus canciones no busca más que realizar una alabanza a Dios. A su lado tiene a su marido, Tobías Buteler, que le acompaña en la producción y en la interpretación. Desde finales de agosto ambos recorren la geografía española dando conciertos, que convierten en toda una celebración de adoración. El pasado domingo lo hicieron en la parroquia San José de Torrent.

-¿Por qué decidiste dedicarte a la música católica?
– Han sido decisivas diferentes vivencias como la transmisión de la fe por parte de mi madre y mi pasión por la música desde pequeña, puesto que incluso participé cuando era niña en un programa de televisión. A los 15 años forme mi primer grupo de jóvenes, donde el Señor fue dejando la semilla de la alabanza. A los 18 años a propuesta del productor católico Jonatan Narváez grabé unos vídeos sencillos pero muy profesionales y en seguida ya hice mis primeros viajes. Llevaba cerca de 4 años en esto cuando empecé un noviazgo con Tobías, mi esposo, y al poco tiempo sentimos que Dios quería que sirviéramos juntos en esta misión. Nos casamos y ahora estamos dedicados a tiempo completo a la evangelización a través de la música.

-¿Es importante la música para la evangelización?
– Desde siempre la música ha sido importante para la manifestación de la fe. En nuestra visita a la Catedral de Valencia hemos visto las pinturas con ángeles tocando instrumentos y he pensado que estoy convencida que el Señor pensó la música como un medio para hablar con Él. ¡Creo que en el cielo vamos a cantar! No hay duda que hoy más que nunca, con tanto bombardeo de estímulos sobre todo audiovisuales, la música es una gran herramienta para que llegue lo más importante, que es el mensaje, y pueda ser una buena forma para hablar con Dios. Si bien Él se puede valer de una guitarra desafinada para llegar, es importante que la música sea de calidad y con lenguaje actual.

– ¿Tenéis alguna experiencia de conversión gracias a vuestras canciones?
– Hay muchos comentarios en los vídeos de Youtube y en las redes sociales, que hablan de que las canciones les ayudaron a recuperar la fe. En los conciertos, en los cuales hacemos oración y generalmente está el Santísimo, sí ha habido personas que han tenido experiencias más radicales. Un seminarista una vez nos dijo que estaba en una crisis muy grande y que en ese concierto le pudo decir de nuevo que sí a Jesús.

– ¿El canto es un buen medio para rezar?
– ¡Claro! Aunque creo que nos tiene que llevar al silencio y siempre nos debemos nutrir de la Palabra de Dios, de los sacramentos y todo lo que nos ofrece y enseña la Santa Iglesia.

– ¿La Iglesia debe mejorar el aspecto musical?
– Yo creo que sí y mucho. En algún momento la Iglesia lideró el mundo de las artes y la música. Hoy parece que se deja la música en el último lugar. La Iglesia somos todos, así que creo que es muy importante que cada uno, cada comunidad se comprometa a mejorar este aspecto. También es importante que se construyan los templos pensando más en la acústica.

– ¿Habéis hecho alguna aportación para la música litúrgica?
– Hemos musicalizado más de 80 salmos del misa de Argentina para que las personas puedan volver a cantar los salmos, ya que las melodías son bastante simples y modernas. Están disponibles en Youtube con acordes incluidos.

– ¿Dónde habéis recibido la fe?
-En varios lugares. Como he dicho ha sido fundamental mi familia, sobre todo mi madre que pertenecía a Renovación Carismática y a la ‘Comunidad de convivencias con Dios’, donde ahora vivo la fe con mi esposo. También participo del ‘Movimiento de la Palabra de Dios’ y de la asociación San Juan apóstol, en la que se formó Tobías.

– ¿Cómo ha sido la experiencia del concierto de Valencia? ¿Qué os ha impresionado de España?
– ¡Ha sido excelente! Ha sido el concierto más numeroso de los que hemos dado estos días en España, con más de 500 personas. Lo que me impresionó de España es que a pesar de atravesar un momento difícil para la fe, están trabajando muchísimo en nueva evangelización. Eso me confirma que el Espíritu no se ha quedado quieto.

– En estos últimos años has actuado en muchos países e incluso en la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro. ¿Cuál ha sido la experiencia?
– Que la obra de Dios en las personas es la misma a pesar de las diferentes culturas, lenguajes y países. Podemos sentirnos familia siempre.

– En países como los de Europa muchos jóvenes ya no se acerca a la Iglesia ni conocen a Dios. ¿Qué crees que tiene que hacer la Iglesia para atraerlos?
– Sin duda alguna lo que tiene que hacer es anunciar el ‘kerygma’, es decir, el primer anuncio de la salvación de Dios a través de la muerte y resurrección de Cristo. Lo tiene que hacer con fuerza y radicalidad. Como dice el papa Francisco no tiene que licuar la fe. A veces pensamos que licuando la fe va a ser más atractiva y todo lo contrario, la Verdad atrae y es bella. ¡La verdad es Cristo! Todo esto lo tiene que hacer con métodos que se adecuen al hombre de hoy. Desde mi experiencia personal recomiendo el curso Alpha.