La Santa Sede concede a Cocentaina y Cullera celebrar un Año Santo este 2019 Con motivo de efemérides importantes de sus patronas

C.A. | 11-01-2019
El año 2019 va a ser un año muy especial para dos localidades de la archidiócesis de Valencia de Cocentaina y Cullera, puesto que la Santa Sede les ha concedido celebrar un Año Santo mariano. La primera de ellas, la localidad alicantina de Cocentaina lo celebra por los 500 años del milagro de las 27 lágrimas de sangre de la Virgen del Milagro, Mientras que Cullera lo hará con motivo del centenario de la coronación de la Virgen de la Encarnación y del Castillo de Cullera.

Cocentaina

Monasterio Virgen del Milagro de Cocentaina.

El Año Santo de Cocentaina se abrirá el 21 de abril de este año y se cerrará un año después, el 19 de abril de 2020. Con este año jubilar esta localidad celebrará los 500 años del milagro de las 27 lágrimas, que según cuenta la historia local, vertió el icono de la Mare de Déu el 19 de abril de 1520 en la capilla de San Antonio del Palacio Condal mientras el sacerdote Mossén Onofre celebraba la eucaristía. Desde ese 19 de abril los vecinos de Cocentaina celebran la fiesta de la Virgen del Milagro, a la que tienen gran devoción y que es su patrona.
Según el párroco de Santa María y director de la Pía Unión Virgen del Milagro, Eduardo Rengel, el Año Santo concedido por la Santa Sede “es un tiempo en el cual se promoverán la fe, la solidaridad y la reconciliación, así como para ahondar en la devoción a la Mare de Déu y en su milagro de las lágrimas”. Además, se establecerá como templo jubilar la iglesia del monasterio Virgen del Milagro de las clarisas, donde se venera la imagen.

Para organizar este Año Santo, con el que se quiere difundir más del municipio esta devoción, se ha creado una comisión que organizará los diversos actos a lo largo de todo el año.

Cullera

Santuario de la Virgen del Castillo de Cullera.

En Cullera la celebración de los cien años de la coronación de su patrona, la Virgen de la Encarnación y del Castillo de Cullera se celebra con un Año Santo concedido por la Santa Sede y que se abrirá el 15 de mayo de este año, día en la que se cumplen los 100 años, puesto que la celebración solemne de la coronación fue el 15 de mayo de 1919. El año se cerrará el 15 de mayo de 2020.

A esta fiesta se une también la reciente celebración de los 100 años de que la Virgen del Castillo fuera declarada patrona de Cullera tras la petición que el ayuntamiento de la ciudad hizo al papa Benedicto XV.

Con la celebración de este año jubilar la localidad de Cullera renovará su devoción mariana. Asimismo, los templos jubilares donde ganar la indulgencia plenaria el santuario de la Virgen del Castillo y la parroquia de los Santos Juanes.

Durante este año se celebrarán diversos actos aunque ya el pasado 4 de enero la Junta del Patronato de la Virgen del Castillo y la asociación de Camareras organizó un acto en el que se pronunció una conferencia sobre la iconografía de la Mare de Déu del Castell por Luis Formentín y se presentó la composición musical realizada por Jordi Ripoll ‘Salutació a la Mare de Déu’.