Las parroquias valencianas colaboran con los cristianos de Siria Con oración y aportación económica en la fiesta de la Epifanía

REDACCiÓN | 10-01-2019

Monseñor Chahda, arzobispo de Alepo, con la catedral de Valencia al fondo. A.SAIZ

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, convocó a toda la diócesis de Valencia estas Navidades “a rezar intensamente por la paz en Siria” y pidió destinar las colectas del día 6 de enero a los cristianos en Siria coincidiendo con la fiesta de la Epifanía de los Magos de Oriente.

De esta forma, según las palabras del arzobispo de Valencia, el día de la Epifanía de los Magos de Oriente, “una de las fiestas litúrgicas católicas más antiguas, tendremos presentes los sufrimientos de estos países orientales”.

Además, la recaudación de esta colecta, al igual que la de las colectas del pasado 1 de enero, será enviada a la ciudad siria de Alepo través de Cáritas o desde el Arzobispado.

La convocatoria por Siria la realizó el Cardenal en una carta dirigida a toda la diócesis, con motivo de la Navidad, en la que recordaba la reciente visita a Valencia del arzobispo sirio católico de Alepo, monseñor Antoine Chahda, y su testimonio sobre la guerra en Siria. Frente a esta situación en la que “la paz sigue amenazada y rota en Oriente Próximo, en tierras que vieron nacer a Jesús, concretamente Palestina, Siria y, muy concretamente, Alepo”, la diócesis de Valencia -expresaba el Cardenal- “se quiere sentir y estar muy cercana a Alepo y a los pueblos de Siria” con las oraciones por la paz convocadas para el 1 de enero y con las colectas de los días 1 y 6 de enero.

Campaña en la parroquia de San Andrés a favor de Siria y Cáritas
La parroquia San Andrés Apóstol de Valencia ha recaudado en su ‘Campaña de Navidad’ un total de 15.100 euros con los que ha asumido dos proyectos de Cáritas Diocesana y ha realizado una aportación a los cristianos en Siria, sumándose así a la petición promovida por el arzobispo de Valencia.

En su ‘Campaña de Navidad’, dirigida a atender a personas con escasos recursos, la parroquia ha recaudado 7.500 euros que se destinarán al Centro Ocupacional Mambré gestionado por Cáritas Diocesana de Valencia y 5.600 euros al Centre de Nit, que se ocupa de dar cena, alojamiento y desayuno a personas sin hogar, y que gestiona Cáritas, tal y como apunta el párroco, Benjamín Martínez.

Además se han realizado colectas extraordinarias para ayudar a la población cristiana de Alepo, en Siria, con las que se han recogido 2.000 euros.