Las Siervas del Hogar de la Madre vuelven a llenar de vida el monasterio de la Trinidad Desde abril habitan el histórico edificio del siglo XV junto al antiguo cauce del Turia

L.B. | 13-09-2018

Son cinco las religiosas que ocupan en la actualidad el convento de la Trinidad. (FOTO: A.SÁIZ)

Los hábitos blancos de las Siervas del Hogar de la Madre están llenado de vida de nuevo el monasterio de la Trinidad, un edificio emblemático para la ciudad de Valencia tanto por su valor cultural como religioso, que se encontraba vacío desde 2014, cuando tuvieron que dejarlo las Clarisas, que lo habitaban desde el siglo XV.

Cinco hermanas -María, Alison, Nathaly, Alejandra y Sara- viven desde hace unos meses en las dependencias de este monasterio, situado junto al antiguo cauce del río Turia, al comienzo de la calle Alboraya.
Las Siervas del Hogar tienen encomendada en nuestra diócesis de Valencia la ayuda, como personal idóneo, a los capellanes del Hospital Clínico. Además trabajan colaborando en la catequesis de algunas parroquias que se lo han pedido; y también con los jóvenes y las familias de su movimiento, ‘Hogar de la Madre’, para los que organizan peregrinaciones, campamentos, retiros, convivencias mensuales y círculos de formación. También desde hace unos meses, la iglesia del convento está abierta los jueves a partir de las 19:30 h. para acoger la Hora Santa.

En Valencia desde 2010

En octubre de 2010 llegó a nuestra diócesis la primera comunidad de las Siervas del Hogar de la Madre, que se instaló en Torrent, en el monasterio de Belén perteneciente a las Dominicas.

Las Siervas del Hogar de la Madre fueron fundadas en 1984 por Rafael Alonso Reymundo, sacerdote de Toledo. Es una institución nacida del movimiento juvenil ‘Hogar de la Madre’, fundado por el mismo sacerdote, cuando algunos de los jóvenes experimentaron la llamada a consagrarse a Dios más plenamente. La Iglesia les concedió la aprobación como Asociación Pública de Fieles el 8 de diciembre de 1994.

El carisma propio de esta institución religiosa se concreta en tres misiones: la defensa de la Eucaristía, la defensa del honor de Nuestra Madre, especialmente en el privilegio de su virginidad, y la conquista de los jóvenes para Jesucristo.
Una de sus principales actividades es la difusión del mensaje cristiano a través de los medios de comunicación. Para ello han puesto en funcionamiento una revista, un canal de televisión y una radio, que emite por Internet. La televisión es un canal no lucrativo, dirigido a todos los públicos, especialmente a las familias y a los jóvenes, que nace para llevar a los hogares los valores humanos, culturales, sociales y religiosos.

En la actualidad las Siervas del Hogar de la Madre están presentes en cinco países con 16 comunidades: Italia, Ecuador, Estados Unidos, Irlanda y España, con casas en Santander, Sevilla, Almería, Madrid y Cuenca, además de la de Valencia.
La rama masculina de esta institución religiosa, los Siervos del Hogar de la Madre, también se han establecido en Valencia, en la parroquia de San Dionisio y san Pancracio, sita en la calle Santo Domingo Savio, del barrio valenciano de Torrefiel.