MAIDES se lleva a 36 personas con enfermedad mental de vacaciones a Jaca Acompañados por siete educadores de la Fundación

REDACCIÓN | 5-09-2019

La expedición de MAIDES disfrutó en su visita a localidad de Torla, a los pies del Parque natural de Ordesa.

Un total de 36 participantes de los programas desarrollados por la Fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats (MAIDES), dedicada a la atención de personas con enfermedad mental grave y en riesgo de exclusión social, han viajado este verano a la ciudad de Jaca, acompañados de siete educadores de la entidad.

Durante su estancia, en la que se hospedaron en un albergue de la ciudad oscense, los participantes realizaron varios recorridos por la provincia, visitaron las localidades de Biescas, las cuevas de Güixas, en Villanua, la estación de Canfranc, e incluso cruzaron a la localidad francesa de Urdos.

Durante el viaje tuvieron ocasión de disfrutar de los parajes pirenaicos en localidades como Boltaña o Torla, a los pies del parque natural de Ordesa, lo que supuso una auténtica experiencia para los acogidos.

Fundación MAIDES
En la actualidad MAIDES cuenta con dos viviendas tuteladas supervisadas -Vilablanca, para hombres, y Vilafarell, para mujeres-, con 7 plazas cada una, en las que presta atención a los enfermos mentales 24 horas del día todos los días del año.

También cuenta con la vivienda tutelada Siquem, de promoción de la autonomía, que funciona como puente entre las vilas y el Programa de Acompañamiento Domiciliario (PAD). Este programa incluye las denominadas “unidades de convivencia”, para grupos de 2 ó 3 personas, que viven de forma autónoma supervisadas por un educador.

Además, MAIDES desarrolla el Programa de Atención y Sensibilización Comunitaria (PASC) para la ayuda y visita de personas que sufren enfermedad mental grave, estables, y que carecen de apoyos y recursos económicos suficientes en sus propios domicilios.