Peregrinación diocesana a Vannes: 17-19 de mayo Presidida por el arzobispo de Valencia

C.A. | 14-03-2019
Una peregrinación para visitar el lugar donde reposa el cuerpo de San Vicente Ferrer. El Arzobispado organiza del 17 al 19 de mayo una peregrinación diocesana a Vannes, la ciudad francesa donde murió hace 600 años el santo dominico, y que estará presidida por el arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares.

La peregrinación, que se realizará en avión, partirá desde el aeropuerto de Valencia el viernes 17 de mayo. Ese mismo día habrá una recepción oficial en la ciudad de la Bretaña francesa.

El sábado 18 la jornada comenzará con una misa solemne en la Catedral de Vannes, donde se encuentra la tumba de San Vicente Ferrer. Tras la celebración se visitará la casa donde murió el santo, situada en la actual plaza Valencia. Asimismo, se podrá visitar la habitación donde expiró. Después se hará un recorrido por los sitios vicentinos e históricos de la ciudad.

Por la tarde, se hará una excursión en ferry por el golfo de morbihan, que parará en la Isla de los Monjes y se visitará el busto de San Vicente Ferrer, que se venera en una iglesia de la isla, del que se dice que es la vera efigie del santo.

La vuelta a Valencia será el domingo 19, con llegada al aeropuerto de Alicante desde donde se partirá en autobús a Valencia.

La peregrinación que tiene un precio, 575 euros está organizada por Halcon peregrinaciones. Incluye todos los desplazamiento, la estancia en hotel de cuatro estrellas y todas las comidas.

Información e inscripciones:
Halcon Viajes CC Bonaire
961.579.227
halconr24@halcon-viajes.es

Lugares de la peregrinación

Catedral de Vannes
En la Catedral de San Pedro de Vannes, de estilo gótico, se venera el cuerpo de San Vicente Ferrer. El sepulcro está situado en el templo, donde fue enterrado tras su muerte. También se puede ver un tapiz de Aubusson que muestra varias escenas de la vida del santo dominico. También hay varias estatuas, tanto en el interior como el exterior, que lo recuerdan.

Casa mortuoria de San Vicente
San Vicente llega a la ciudad de Vannes en 1418 y predica en varias ciudades de la Bretaña francesa. Regresó a Vannes en 1419 agotado por haber caminado y predicado mucho. Intenta regresar a Valencia para morir pero una tormenta impide que el barco pueda hacer el trayecto, así que es alojado en una pequeña casa, situada en la actual plaza Valencia. Allí muere el 5 de abril de 1419. Hoy esa habitación sigue recordando ese momento.

Golfo de Morbihan-Isla de los monjes
Uno de los paisajes más impactantes de la zona es el del golfo de Morbihan, que significa pequeño mar. Desde allí en ferry se visita la isla de los monjes. En la iglesia del pueblo se venera un busto de San Vicente Ferrer labrado en el siglo XV y del que algún autor ha dicho que el escultor conoció al santo valenciano. De ahí, que las facciones sean muy cercanas a las que tuvo San Vicente. Fue llevado a la isla en el siglo XVIII.