«Que este congreso contribuya a que S. Vicente Ferrer sea proclamado doctor de la Iglesia» El Cardenal clausura el Congreso Internacional ‘San Vicente Ferrer, mensajero del Evangelio. Ayer y hoy’

REDACCIÓN | 13-03-2019

V. Botella, J.M. Pagán, C. López, A. Cañizares, J. Díaz Sariego, A. Esponera y M. Navarro (de izq. a dra.). (FOTO: M.GUALLART)

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, clausuró el pasado miércoles el Congreso Internacional “San Vicente Ferrer, mensajero del Evangelio. Ayer y hoy” en la Facultad de Teología. El Arzobispo expresó su deseo de que el congreso “contribuya a la causa de la proclamación de san Vicente Ferrer como doctor universal de la Iglesia”, y aprovechó para insistir en la “pronta beatificación del Padre Jofré, inspirador e indicador de san Vicente Ferrer”.

El cardenal Cañizares indicó que el santo valenciano fue un “infatigable promotor de la concordia y la unidad, que tanta falta nos hace en Europa, en España y en Valencia”. Igualmente, destacó su “llamada apremiante a la conversión”. Una invitación que “es providencial” al comienzo de este tiempo cuaresmal, “con una especial llamada a la purificación de la Iglesia y de la humanidad”, dentro también del discurso del papa Francisco de “protección y defensa de los menores”.

Así, el Cardenal recordó la “especialísima atención que el santo valenciano dedicó a los niños, como demuestra el Colegio Imperial de Niños Huérfanos, “que sin duda es un anticipo de lo que debemos hacer: formar a los niños de la calle, que necesitan de nuestra atención”. A este respecto, el Arzobispo recordó la nominación del Colegio Imperial al Princesa de Asturias de la Concordia 2019, y expresó su deseo de “que no sólo sea nominado, sino que se le otorgue” el galardón. Cañizares en su intervención dedicó “una especial bendición” a los niños del Colegio Imperial y a los niños de los altares de los Miracles.

Con respecto al santo dominico, el Arzobispo aseguró que hoy es “un ejemplo de santidad insigne, un predicador incansable del Evangelio, motor de una nueva evangelización ordenada a la conversión, santo evangelizador, hombre de unidad de la Iglesia y de la sociedad civil; y un constructor de paz”. Por último, el cardenal Cañizares citó a Vicente Botella, decano de la Facultad de Teología de Valencia, para afirmar con él que “san Vicente Ferrer fue un hombre de la Palabra y un hombre de palabra”.

El Congreso Internacional ha sido dirigido por los historiadores Alfonso Esponera y Miguel Navarro Sorní. Tuvo lugar desde el lunes 4 de marzo hasta el miércoles 6, con motivo del VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer, en el marco del Año Jubilar Vicentino. Ha sido organizado por la Facultad de Teología junto con la Archidiócesis de Valencia, la UCV San Vicente Mártir, y la Universidad CEU Cardenal Herrera. J. Díaz Sariego, provincial dominico de Hispania, impartió la ponencia de clausura ‘San Vicente Ferrer y la nueva evangelización’.

Lea el reportaje íntegro en la edición impresa de PARAULA con las ponencias de los expertos más destacados