“Trabajar en Manos Unidas nos hace felices y conquista corazones” La 'Cena del hambre' llena la plaza de la Virgen de comensales de todas las edades para "compartir lo que importa"

EVA ALCAYDE | 14-06-2018

También los más pequeños se solidarizaron con los que pasan hambre. (FOTO: A. SÁIZ)

Trabajar, insistir, motivar, invitar, participar… y otros verbos de significado similar fueron los que se conjugaron el pasado viernes por la noche durante la Cena del Hambre que Manos Unidas de Valencia organizó en la plaza de la Virgen.
En esos términos se expresó Eladio Seco, el delegado en Valencia de la entidad, que animó a todos los presentes a tomar conciencia de la realidad del hambre en el mundo, que afecta a 815 millones de personas y a pasar a la acción en “la tarea de hacer un mundo más justo”.

“Son datos que nos repelen, que no nos gusta oír, pero hay que repetirlos para que sepamos en qué mundo estamos y que hagamos lo posible para cambiarlo”, subrayó el delegado en Valencia.

Eladio Seco también recordó que Manos Unidas apoya a dos millones de personas al año a través de 600 proyectos de cooperación. “Estamos muy lejos de conseguir acabar con el hambre -destacó-, pero todos podemos hacer más, y está en nuestras manos concienciar a todos para saber que todos podemos hacer algo para que este mundo sea mejor, y en eso trabaja Manos Unidas”.
“Con nuestro donativo, ponemos nuestro granito de arena contra el hambre, contribuyendo a la financiación de los proyectos de desarrollo en África América y Asia”, señaló Eladio Seco ante una plaza llena de comensales.

En total, asistieron a la cita más de 500 personas de todas las edades que degustaron una cena simbólica con un menú a base de pan con aceite y sal y una pieza de fruta.

Por su parte, el obispo auxiliar de Valencia, Arturo Ros, quiso acompañar en la cena a Manos Unidas y resaltó que es muy importante “estar organizados, trabajar bien y plantarle cara al hambre, y para todo esto, la actitud es muy importante”.
“A nosotros trabajar en Manos Unidas nos hace felices y tiene que notarse en nuestro rostro, en los gestos, en la amabilidad, la empatía, en la sonrisa y en la alegría. Eso conquista corazones y es éxito seguro porque nos acerca a los demás” subrayó Arturo Ros.

La cena, que este año celebraba su sexta edición, estuvo presentada por Manu Lajarín, reportero de À Punt y de programas como Espejo Público o Teleobjetivo. Además, la agrupación Cor Madrigal de Benifaió amenizó la velada con un repertorio de canciones de alrededor del mundo.

Un grupo de 60 jóvenes voluntarios ayudó con el montaje y desmontaje de las mesas y las sillas, para transformar la plaza en un comedor improvisado.

Comparte lo que importa
Con la campaña ‘Comparte lo que Importa’ Manos Unidas Valencia impulsa 18 proyectos de desarrollo en países como India, Haití, Jordania o República Democrática del Congo entre otros, con más de 54.000 beneficiarios directos.