Un niño valenciano dona 1.000 euros de sus regalos de Comunión Para ayudar a niños de Venezuela

EVA ALCAYDE | 5-07-2018
“He tomado la Primera Comunión y quiero compartir con niños que necesitan ayuda el regalo que mi familia me ha dado. Es muy importante para mi familia y para mí”.

Así, sencillo, desde el anonimato, sin lujos y sin ruido y de su puño y letra, un niño valenciano, de 9 años, ha donado todos los regalos de su Primera Comunión, que ascienden a un importe de 1.000 euros, para ayudar a los niños más necesitados de Venezuela.
El niño, por iniciativa propia, pidió a sus amigos y familiares que le dieran dinero, en lugar de regalos físicos con motivo de su Comunión. Su idea era donarlos para obra benéfica.

Y dicho y hecho. La pasada semana, antes de la misa de fin de curso de la parroquia Nuestra Señora de Montserrat, de Picanya, entregó el donativo económico para mejorar la calidad de vida de los niños más necesitados de Venezuela. “Su solidaridad se convirtió en un ejemplo para los adultos que se dieron cita en el evento”, señalan desde la propia parroquia.

Pese a que el niño no es natural de Picanya, quiso hacer su aportación solidaria a esta parroquia de la localidad de l’Horta, por su vínculo con personas que sí pertenecen a ella y porque era conocedor de que cada año su comunidad recauda fondos para proyectos solidarios.

Búsqueda

Portada de la edición impresa