Un Nobel de Economía, en clase con los alumnos del colegio diocesano del Cabanyal El noruego Finn Kydland, ante preguntas de todo tipo: “¿y que hiciste para el Nobel?”

E.A. | 7-06-2019

El encuentro concluyó una foto de familia ante la pizarra. (FOTO: V.GUTIÉRREZ)

El lunes 3 de junio no fue un día como los demás en el Colegio Diocesano Santiago Apóstol del Cabanyal. Los alumnos de quinto de primaria recibieron la visita del Premio Nobel Finn Kydland, economista norue­go que forma parte del jurado para los Premios Rey Jaime I, que se entregan esta semana en Valencia.

Venciendo la timidez inicial, los chavales, de 10 y 11 años, comenzaron a levantar la mano para preguntar al experto todo tipo de cosas.
Isabel fue la primera en romper el hielo y preguntó por qué no todo el mundo tenemos la misma moneda. A José, por su parte, le interesaba saber por qué hay países que tienen mucho petroleo y son otros los que tienen dinero.

En la misma línea iba la pregunta de Bautista: “¿Por qué los bancos ganan tanto dinero? Y la de Pedro: “¿Por qué en América del Norte son ricos y en América del Sur son pobres?

A todas ellas fue respondiendo en inglés Finn Kydland, y una profesora traducía tanto las preguntas como las respuestas, deslizando mensajes como la importancia de asistir a la escuela o los beneficios de los estudios.

Pese a la dificultad del idioma, los niños estaban muy atentos a la traducción de su profesora y todos fueron animándose a participar haciendo preguntas, sobre todo después de que el economista entre risas exclamara: “¡Haceis preguntas muy difíciles!” Eso les gustó mucho a los alumnos de quinto de primaria del Santiago Apóstol del Cabanyal.

Amparo hizo una pregunta que Kydland tuvo que pensar: “¿Somos ahora más ricos o más pobres desde que desapareció la peseta?” . Y a la de Pedro – “¿Por qué cada país del mundo tiene una bandera distinta?”, el Nobel directamente no supo qué responder.

Entre las preguntas más personales, destacaron la de Manuel: “¿Qué hiciste para ganar el Premio Nobel? O la de Jesús que dio mucho que pensar: “¿Cuando eras pequeño te veías capaz de sacarte el graduado y la carrera?”

Isabel quiso saber si a Kydland le gusta la ciudad de Valencia y él aseguró que España es su país favorito del mundo, más incluso que el suyo natal que es Noruega.

Mucho más que un cole
El colegio diocesano Santiago Apóstol pertenece a la parroquia Nuestra Señora de Los Ángeles del Cabanyal y es un colegio CAES (Centro de Acción Educativa Singular), donde buena parte de su alumnado es de etnia gitana.

El centro cuenta con 180 escolares de Infantil, Primaria y primer ciclo de Secundaria, a los que se les imparte una formación integral con una pedagogía, en la que se implica a las familias y elementos del entorno”, según su director, Jordi Bosch.

Entre otras iniciativas, el centro ofrece el servicio de “Escola Matinera” gratuita y de libre acceso para todo el alumnado, que incluye ducha y desayuno para los escolares. Además, el “Centro de Tarde” permite a los alumnos permanecer en el colegio hasta las 18 horas y ampliar los espacios de aprendizaje, diálogo, convivencia y deporte.