Vida consagrada, presencia del amor de Dios La diócesis celebra la 'Jornada de la vida consagrada'

L.B. | 31-01-2019
“Padre nuestro. La vida consagrada presencia del amor de Dios ” es el lema de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada  que se celebra el 2 de febrero, fiesta de la Presentación del Señor en el templo. Un día de especial agradecimiento al Padre nuestro. Los obispos españoles desean recordar que “la vida consagrada es presencia del amor de Dios. Cada consagrado, con su vida y testimonio, nos anuncia que Dios Padre, es un Dios que ama con entrañas. Su Hijo Jesús nos enseñó una oración, el padrenuestro, que expresa la relación que Dios tiene con cada uno de nosotros, sus hijos y sus consagrados”.

El próximo día 2 de febrero la diócesis celebrará la ‘Jornada de la vida consagrada’. Por ese motivo, el arzobispo de Valencia, cardenal Antonio Cañizares, ha convocado a todos los consagrados de la archidiócesis a la eucaristía que tendrá lugar en la catedral de Valencia, a las 19 horas.

“Es importante que podamos reunirnos para dar gracias a Dios por el gran don de la vida consagrada, como signo de unidad entre no- sotros, y como signo de que la vida consagrada forma parte esencial de la vida de la Iglesia”, indica el dominico Martín Gelabert, vicario episcopal para la Vida Consagrada.

El lema de la jornada de este año ‘Padre nuestro. La vida consagrada presencia del amor de Dios’, “es un aliciente más para que nos hagamos presentes en la celebración”, añade el P. Gelabert.