Francisco deplora el “atentado execrable” en Pakistán El cardenal Cañizares convocó de inmediato un funeral en la Seo

REDACCIÓN 31-03-2016

Madres llorando en Lahore (Pakistán) tras el atentado suicida.

Madres llorando en Lahore (Pakistán) tras el atentado suicida.

El Papa ha rechazado enérgicamente el “atentado execrable” perpetrado por terroristas suicidas musulmanes contra un grupo de cristianos que celebraban la Pascua de Resurrección en un parque infantil de la ciudad de Lahore en Pakistán, en el que murieron más de setenta personas, la mayoría mujeres y niños, y unas 250 resultaron heridas.

Luego del rezo del Regina Coeli el pasado lunes, Francisco recordó que “ayer en el Pakistán central, la Santa Pascua se ha ensangrentado con un atentado execrable, que ha afectado a muchas personas inocentes, la mayoría de las cuales eran de familias de la minoría cristiana -especialmente mujeres y niños- reunidas en un parque público para vivir la alegría de la fiesta pascual”.
Por ello expresó su “cercanía a cuantos han sido afectados por este crimen vil e insensato, e invito a rezar al Señor por las numerosas víctimas y por sus seres queridos”.

El Papa exhortó a “las autoridades civiles y a todos los componentes sociales de esa nación para que dediquen todos sus esfuerzos para devolver la seguridad y la serenidad a la población y, en particular, a las minorías religiosas más vulnerables”.
“Repito una vez más que la violencia y el odio homicida conducen solamente al dolor y a la destrucción; el respeto y la fraternidad son el único camino para alcanzar la paz”.

El Pontífice alentó también a que “la Pascua del Señor suscite en nosotros, de modo aún más fuerte, la oración a Dios para que se cierren las manos de los violentos que siembran terror y muerte, y que en el mundo puedan reinar el amor, la justicia y la reconciliación”. Finalmente elevó sus oraciones “por los muertos de este atentado y sus familiares, por las minorías cristiana y étnica de esa nación”.

Pakistán es un país mayoritariamente musulmán en el que alrededor del 97 por ciento de los 182 millones de habitantes profesan esta religión. Ehsanullah Ehsan, portavoz del grupo terrorista talibán Jammat-ul-Ahrar, dijo a los periodistas que “realizaron esta bendita operación (el atentado)” que tenía como blanco “el festival cristiano de Pascua”.

En Pakistán el odio a los cristianos parece no tener límites. Una de esas expresiones que hacen parte del sistema legal es la llamada ley de blasfemia, que agrupa varias normas inspiradas en la Shariah –ley religiosa musulmana– para sancionar cualquier ofensa contra Alá, Mahoma o el Corán. La ofensa puede ser denunciada por un musulmán sin necesidad de testigos o pruebas adicionales y el castigo suponer el juicio inmediato y la condena a prisión o muerte del acusado.
Uno de los casos más emblemáticos en la aplicación de esta norma es la madre y esposa católica Asia Bibi, encarcelada injustamente desde 2010 tras haber sido acusada con falsos cargos por varias mujeres musulmanas.

Bagdad y Bruselas
El Santo Padre ha mostrado también su pesar por el atentado terrorista ocurrido el pasado día 25 al estallar una bomba en un estadio de fútbol en el sur de Bagdad (Irak), provocando la muerte de más de 50 personas, entre ellas niños y jóvenes.

Asimismo, esta Semana Santa el Papa ha recordado también la tragedia vivida el pasado día 22 en Bruselas por los brutales atentados terroristas que quitaron la vida a más d e treinta personas y herido a decenas.

“Aseguro mi oración y mi cercanía a la querida población belga, a todos los familiares de las víctimas y a todos los heridos -señaló-. Dirijo nuevamente un llamado a todas las personas de buena voluntad para que se unan en la unánime condena de estos crueles abominios que están causando solo muerte, terror y horror”.

“A todos pido perseverar en la oración, en el pedir al Señor en esta Semana Santa que consuele los corazones afligidos y convierta los corazones de estas personas cegadas por el fundamentalismo cruel, por la intercesión de la Virgen María hacemos la oración: Dios te salve María…”.

Funeral en Valencia
La catedral de Valencia acogió el miércoles 30 un funeral por las víctimas de los atentados de Bagdad y de Bruselas. El funeral, presidido por el arzobispo de Valencia, que ha condenado los atentados, se ofreció también en sufragio por las víctimas del accidente de autobús de Tarragona, ocurrido el pasado 20 de marzo, cuando regresaba de Valencia a Barcelona con estudiantes de Erasmus que habían presenciado la ‘cremà’ de las Fallas en la capital valenciana. Esta última eucaristía, organizada a iniciativa de la asociación Lo Rat Penat.