Jóvenes voluntarios de Misiones atienden a niños y ancianos en Santo Domingo Colaboraron con la ONG Korima-Claretianas Sur y Aldeas Infantiles

B.N. | 18-09-2015

Algunos de los voluntarios valencianos con niños dominicanos.

Algunos de los voluntarios valencianos con niños dominicanos.

Jóvenes voluntarios pertenecientes a la delegación diocesana de Misiones de Valencia par­ticiparon, el pasado mes de agosto, en una experiencia misionera en Santo Domingo.

A lo largo de su primera semana en la capital de la República Dominicana trabajaron con la ONG Aldeas Infantiles en el barrio marginal de ‘Los Mina’. Allí, realizaron diversas actividades para los niños y los jóvenes.

Además, y dado que la mayoría de los voluntarios son estudiantes de Medicina, realizaron una revisión médica a los niños y aprovecharon para impartir nociones fundamentales al personal en temas sanitarios.

El resto del mes estuvieron en la comunidad de misioneras claretianas en el barrio de Manoguayabo, uno de los más pobres de la ciudad. Allí participaron en los diferentes proyectos de pastoral social y pastoral con enfermos que tiene en marcha la ONG Korima-Claretianas Sur con la misionera claretiana Lidia Al­cántara.

A los más pequeños les enseñaron juegos y les hicieron partícipes de diferentes talleres; a los más enfermos les atendieron en visitas a sus domicilios; colaboraron en el reparto de alimentos y en la formación del profesorado del colegio de las claretianas en temas sanitarios y pedagógicos, entre otras actividades.

Para el grupo “ha sido una experiencia inolvidable, y todavía difícil de explicar con palabras” explican, ya que se encuentran asentando aún todo lo vivido y experimentado en tierras dominicanas. Lo que sí que tienen ya claro es que “nuestra misión no ha terminado, empieza ahora y hay mucho trabajo por hacer”.

Etiopía y Filipinas
A lo largo de los meses de julio y agosto, otros jóvenes, también vinculados a la delegación de Misiones han viajado a Filipinas y Etiopía para prestar sus servicios de voluntariado a los más necesitados.

En Manila, capital de Filipinas, un grupo de ellos, junto a religiosas de la Fraternidad Misionera Verbum Dei, llevó medicinas y ropa donada por la fundación del Valencia Club de Fútbol.

Asimismo, la labor de los jóvenes, que repiten el viaje del verano pasado, consistió también en enseñar inglés a los niños.

Otro de los grupos de valencianos acaba de regresar de Etiopía, tras dos meses de colaboración como “enfermeros” en un hospital de la ciudad de Gode.

Igualmente, otros jóvenes, que recogieron material de la comisión diocesana de Misiones del Arzobispado de Valencia para su viaje, como ropa y medicinas, viajaron a la India junto a un sacerdote.