Se buscan voluntarios para el Líbano Para participaren un campo de trabajo solidario en el Líbano en agosto

E.A.| 11-03-2016

CAMPO-TRABAJO-LIBANO-1Si eres joven, cristiano, tienes ganas de trabajar, inquietudes solidarias y espíritu misionero y además te preocupa la situación de los cristianos en Oriente, sigue leyendo porque puede que te interese lo que te vamos a contar.

La Asociación Betania-Luces de Oriente organiza un campo de trabajo solidario del 5 al 20 de agosto en el Líbano, concretamente en el Valle de la Qaddisha, en la localidad de Bkarkacha,  con los Padres Paúles y las Hijas de la Caridad de la Provincia de Oriente.

Los requisitos no son muchos, solo tener entre 18 y 30 años, hablar algo de francés, (aunque no es imprescindible) y disponer de 595 euros que es lo que cuesta el campo de trabajo. En el precio ya están incluidos los vuelos de ida y vuelta, el alojamiento y la manutención, además de un seguro médico y de la organización de las actividades solidarias, caritativas, espirituales y culturales.

El campo de trabajo está destinado a jóvenes europeos cristianos y a jóvenes libaneses o de otros países de Oriente Próximo. La idea es que los dos grupos de jóvenes, los de Oriente y los de Occidente, puedan  conocerse y compartir unos días juntos.

“Este proyecto no es un modo de veranear, ni de unas vacaciones turísticas, ni un modo de descubrir el Líbano, sino más bien es una manera de conocer al cristiano de Oriente y entablar un diálogo”, explica el padre Patricio Sabater (padre Paúl actualmente en Valencia), presidente de la asociación organizadora y convencido de que conocerse los cristianos de Oriente y Occidente “hará que sea más fácil construir la paz”. “Tenemos que preparar la paz en Oriente y para ello, debemos conocer a los cristianos de allí”, insiste el sacerdote.

Mejorar las condiciones de vida
Además de la relación personal entre los jóvenes, del intercambio entre ambas orillas del Mediterráneo, del conocimiento de las iglesias orientales y el contacto con la familia vicenciana, el campo de trabajo tiene una importante vertiente solidaria.

Durante estos días, los jóvenes tendrán la oportunidad de colaborar en la reparación de casas particulares para mejorar la salubridad y condiciones de vida de sus ocupantes, que son los mas pobres del pueblo.

El pasado verano, cuando se realizó por primera vez el campo de trabajo, participaron 40 jóvenes de Francia y Líbano, además de un español y un canadiense. “Visitamos unas 420 casas y seis de ellas las reformamos íntegramente, tirando trastos viejos, lijando y pintando las paredes, e incluso reconstruyendo los aseos e instalando agua caliente”, explica el padre Patricio.

Durante el campo de trabajo hay momentos para la oración (en francés y árabe), Eucaristías, servicio social, acción en las casas, formación espiritual…

Los organizadores y socios de este campo de trabajo solidario son la Asociación Betania-Luces de Oriente,  la Casa misionera de los Padres Paules (Medjlaya) y equipos misioneros libaneses, la Provincia de Oriente de los Padres Paúles y de las Hijas de la Caridad, y la Familia Vicenciana de Oriente Próximo. También, la Provincia de los Paules de Barcelona, y las entidades Solidarité Orient, ICTUS Voyages y Pax Christi-Francia.