La primera visita de la Mare de Déu a Quart desborda todas las previsiones: “No nos imaginábamos a tantísima gente” “Guardaremos los frutos de esta impresionante visita, que nos hace ser más misericordiosos”, dice el párroco

M.J.FRAILE 7-10-2016

Por primera vez en su historia, la Mare de Déu recorrió las calles de Quart de Poblet. A.SAIZ

Por primera vez en su historia, la Mare de Déu recorrió las calles de Quart de Poblet. A.SAIZ

Calles llenas de gente, pétalos de rosas, continuos vítores, infinidad de pañoletas azules, música en cada rincón, lágrimas en los ojos, tapices de la Virgen engalanando balcones, fe y mucha devoción, así ha vivido Quart de Poblet la visita de la Mare de Déu dels Desamparats a la población, explica el párroco y consiliario de la Cofradía de la Virgen de los Desamparados Francisco José Ballesteros.

Ha sido una visita “impresionante” en la que toda la localidad se ha volcado por completo. Más de 500 personas participaron en la solemne eucaristía del domingo que se celebró al mediodía en la plaza junto a la parroquia. En ese momento “dábamos gracias a Dios por la visita y en palabras del papa Francisco: “la dulzura de su mirada en este Año Santo nos haga descubrir la alegría de la ternura de Dios”.
La visita de María sirve para “redescubrirnos a nosotros mismos y para que seamos más amables y misericordiosos cos los demás”, por eso la Cofradía de la Virgen será “la guardiana de la memoria de la visita no sólo en recuerdos, sino para saber recoger los frutos que surjan de la venida de la Madre”.

Día a día
Por primera vez en la historia de la localidad la imagen procesional de la Mare de Déu recorría las calles de Quart. Al son de las bandas de música, el tabal y la dolçaina y las cornetas y tambores, los quarteros no dejaron sola ni un solo momento a su Patrona que llegó el viernes pasadas las 19:30 horas. “No nos imaginábamos que habría tantísima gente. Era imposible acceder a pie a cualquiera de los lugares donde se encontrara”, explican desde el Comité Organizador formado por la Cofradía de la Virgen de los Desamparados y la Falla Carrer Alacant.

Con las 21 salvas se inició el primer traslado de la Maredueta que visitó la parroquia de Santa Cecilia, los casales de las Fallas Marqués de Solferit y Pio XII-Jaume Roig ‘La Font’, el colegio parroquial Sagrado Corazón y el Ayuntamiento donde se le leyeron poesías, se le cantaron albaes, y se bailaron dançaes valencianes. La imagen visitó la residencia El Amparo, así como la Sacerdotal y la Comunidad de Religiosas de las Cooperadoras de Betania donde pernoctó y presidió al día siguiente, sábado, la misa para los sacerdotes enfermos y jubilados presidida por su capellán, Miguel Cerdá. Ya en la parroquia de la Purísima Concepción se realizó una ofrenda de alimentos en la que participaron las Falleras Mayores y los presidentes de las siete comisiones de Quart, que continuó con el resto de fieles que quisieron colaborar en esta iniciativa que conjuntamente con la ofrenda de alimentos infantil ha hecho posible que se recogieran 600 kg de comida no perecedera para el Economato Interparroquial San Onofre del municipio. El domingo la Mare de Déu amaneció con laudes en el interior de la parroquia de la Purísima Concepción para después salir hacia el Panteón Sacerdotal donde se realizó un responso por todos los fallecidos en la localidad. En la Plaza de la iglesia se celebró una eucaristía a la que acudieron más de 500 fieles y que estuvo acompañada por los cantos del Orfeó Veus Juntes de Quart.

Próxima visita
La imagen peregrina de la Mare de Déu visita este fin de semana la parroquia de San Francisco de Asís de Valencia “con motivo de la puesta en marcha de una misión popular evangelizadora del 7 al 15 de octubre”, indica su párroco, Francisco Claramunt, en la que colaborarán dos misioneros, el jesuita Diego Muñoz, de Sevilla, y José María Serra, de Barcelona, y perteneciente a la Sociedad Misionera Cristo Rey. La peregrina será recibida este viernes, 7, por la tarde en la plaza que hay frente a la parroquia, ubicada en la calle Nicasio Benlloch, 32. El sábado saldrá a las 10 horas de la parroquia, tras la celebración de una misa a las 8, y será trasladada al colegio Nuestra Señora del Carmen. Por la tarde, a las 17:30 h., la peregrina será llevada en procesión por las calles cercanas a la parroquia y visitará las dos comisiones falleras del barrio, Benicadell-San Roque y Serra Martés-Miguel Servet, y a las 20 horas se celebrará una misa en la parroquia. El domingo tendrá lugar el rezo del Rosario de la Aurora y a las 12 una misa solemne con ofrenda de alimentos no perecederos que serán entregados a la Cáritas parroquial, y la presentación de niños menores de 4 años. La eucaristía de despedida será a las 18:30 horas.