Oración y clamor por los Santos Inocentes del S. XXI

Nando Sahuqillo | 9-12-2011

La Asociación de Jóvenes Provida de Valencia en defensa de la vida naciente promovió el 28 de diciembre, festividad de los Santos Inocentes, una misa en la basílica de la Virgen de los Desamparados, que fue presidida por el Arzobispo, monseñor Carlos Osoro. Tras la misa, el ‘III Encuentro por la vida’ reclamó con la lectura de un manifiesto que el aborto no se acomode en nuestra sociedad.

Valencia clamó por la vida. La plaza de la Virgen acogió el grito en favor de la vida de numerosas familias que participaron en el ‘III Encuentro por la Vida’ del pasado 28 de diciembre, festividad de los Santos Inocentes. Y la basílica de la Virgen, a su vez, se llenó de plegarias a favor de los más indefensos ante la amenaza del aborto, los no nacidos.

Texto Alternativo

Niños en la Plaza de la Virgen tras la misa. (A.SÁIZ)

La jornada fue organizada por la Asociación de Jóvenes Provida y en ella participaron también muchos niños, testimonios preclaros de la cultura de la vida, que con la más grande de las sonrisas alzaron también su voz, igual que sis padres, para pedir que “el aborto no se acomode” en nuestra sociedad.

Antes de los actos lúdicos y reivindicativos en la plaza de la Virgen, el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, presidió en la basílica de la Mare de Déu una misa en la que denunció, en alusión al aborto y otros atentados contra la vida, que la humanidad se ha convertido “en un campo de exterminio”.

“Cuando se retira a Dios de nuestras vidas” -señaló en su homilía- “somos capaces de hacer auténticas barbaridades, como quitar la vida a un niño no nacido”. Eliminar la vida es “eliminar a Dios, que es su creador”, dijo también.

Interior de la Basílica de la Virgen. (A.SÁIZ)

A los pies de la patrona de Valencia, precisamente la Virgen de los Desamparados y los Inocentes, alentó a los fieles a “promover en todas partes la cultura de la vida”. “La vida es lo más sagrado que existe y nadie puede cuestionarla ni decidir sobre ella”, concluyó.

Entre las plegarias de la eucaristía se imploró, asimismo, por “los 113.000 inocentes a los que se les quitó la vida en España en el último año, de forma infame”.

En la misa, concelebraron con el Arzobispo el vicario general, Vicente Fontestad, y el presidente de la comisión diocesana Familia y Vida, Juan Andrés Taléns. Centenares de fieles llenaron la Basílica, entre ellos, el rector de la Universidad Católica de Valencia ‘San Vicente Mártir’, José Alfredo Peris; el presidente de Provida Valencia, Justo Aznar; la vicepresidenta de esta asociación, María José Torres; así como sor Aurora Gallego, directora de la Casa Cuna Santa Isabel de Valencia.