Rumbo a Mozambique Coordinados por Misiones Valencia, siete jóvenes junto con un sacerdote ayudarán este verano en labores de aprendizaje en la diócesis de Xai Xai

Belén Nava | 2-06-2017
jov-mozambique1Xai Xai es uno de los doce distritos que forman la provincia de Gaza en la zona meridional de Mozambique (África). Situada a unos doscientos kilómetros de la capital, Maputo, está considerada como un lugar muy turístico gracias a su playa, con el mismo nombre, a 10 km de la ciudad. Tierra adentro, sin embargo, la realidad es otra: abandono escolar, desnutrición, trabajo infantil, explotación sectaria, abusos… Una realidad que no se muestra a los turistas y que siete jóvenes de la diócesis de Valencia formados por la delegación de Misiones en Valencia conocerán de cerca.

Jesús, Carmen, Mónica, Valeria, Luis Javier, Gloria y David viajarán junto al sacerdote Raúl Jiménez, párroco de Santos Juanes de Xàtiva, para colaborar con el religioso mercedario, valenciano de adopción, Juan Carlos Cabrera.

Durante el mes de agosto los jóvenes realizarán tareas de apoyo en las clases a los docentes del colegio que la orden de los mercedarios rige en Xai Xai. De igual modo, tras las clases reforzarán junto a los niños las tareas escolares y a la hora de la comida colaborarán en las tareas propias del comedor que atiende a 280 personas.
Tras las clases, su tarea de acompañamiento a los niños y familias será fundamental así como el apoyo en las catequesis de comunión y confirmación los fines de semana o la participación en las actividades parroquiales.

Barrio 2013
La zona de actuación del mercedario Juan Carlos Cabrera comprende el denominado Barrio 2013, una zona creada tras las inundaciones del año 2013 y que asolaron la localidad. Y es que el río Limpopo, el que abastece de agua a la región, el que hace que las cosechas crezcan también, el que les da de comer… es también el que se lo quita todo cuando crece. El agua potable es escasa y las épocas de sequía cada vez son más frecuentes.
En este barrio, los jóvenes conocerán la vida de hombres, mujeres y niños que sufren enfermedades como el sida, la tuberculosis o la lepra y padecen hambre debido a la sequía. Además, es una aldea en la que no hay casi hombres. Estos abandonan a sus esposas y son ellas las que luchan por sacar adelante a sus hijos. En ocasiones, los pequeños viven solos después de haber perdido a sus padres, y misioneros como Juan Carlos les buscan familias de adopción dentro de la misma aldea.

Pobres pero ricos en humanidad
La diócesis de Xai-Xai fue creada en 1976 y es apoyo de la archidiócesis de Maputo, ocupando una superficie de 75.000 kilómetros con más de un millón de habitantes. Apenas hay 131.189 católicos -un 18% de la población-, de los cuales se ocupan 26 sacerdotes en 36 parroquias.

La expedición valenciana de la delegación de Misiones se van a encontrar con la pobreza como una situación global en este país africano. Pero, dentro del mundo de la pobreza física, hay una riqueza grandísima en las personas, en las comunidades. “He estado estos dos últimos años en una parroquia de campesinos y ves gente feliz, alegre, con pocos recursos, con una comida al día, que tienen que ir a buscar el agua y caminar una, dos, o tres horas. Sin embargo, son personas que se relacionan, que hacen comunidad, que se preocupan unos por otros dentro de esa pobreza y sencillez. Si hubiese un termómetro que midiese la felicidad, ellos son mucho más felices que en este mundo acelerado en el que vivimos nosotros”, explicaba hace unos años el obispo de Xai Xai, el español Alberto Vera Aréjula.

Él mismo relataba que la iglesia católica es una institución que hoy en día es considerada seria por toda la sociedad mozambiqueña, pero le faltan muchos recursos. “Hasta hace poco era la única institución que denunciaba las injusticias, pero la sociedad civil está despertando y se denuncian los abusos que se están dando” y proseguía explicando que a la Iglesia le faltan recursos para moverse, para visitar comunidades, para animar al pueblo, etc. Somos una conferencia episcopal que no tiene sede ni edificio…”

Es tu momento
Si tienes inquietud por ayudar a personas necesitadas, si quieres aportar tu granito de arena colaborando con los misioneros valencianos repartidos alrededor del mundo no dejes pasar la oportunidad de formarte y colaborar con la delegación de Misiones en Valencia. Participar en una misión internacional en verano no es algo que se pueda decidir de un día para otro por eso es necesario formarse a lo largo de todo el curso y conocer a otros jóvenes que ya han participado en este tipo de experiencias.

Si deseas informarte, apunta:
Delegación de Misiones
C/Avellanas 22-4ª
46003 VALENCIA
96 392 24 12
misiones-valencia@omp.es