Teulada ya cuenta con un centro de estudios vicentinos con biblioteca para investigadores Está ubicado en la casa de Constança Ferrer, hermana del santo dominico

REDACCIÓN| 17-05-2018

El centro reúne una colección de 300 láminas, pinturas y azulejos sobre el santo. (FOTO: M. GUALLART)

El ‘Centre d’Estudis Vicentins’ de Teulada, que se encuentra ubicado en la casa de Constança Ferrer, hermana de san Vicente Ferrer, ha abierto sus puertas al público en el marco del Año Jubilar Vicentino que se está celebrando con motivo del sexto centenario de la muerte del patrón de la Comunitat Valenciana.

Este centro de estudios, que fue bendecido e inaugurado el pasado sábado 12, cuenta con una biblioteca con bibliografía acerca de la vida y obra del santo dominico, que también es patrón de Teulada, localidad alicantina cuya iglesia parroquial, dedicada a Santa Catalina, Virgen y Mártir, es uno de los catorce templos jubilares de la diócesis de Valencia.

La finalidad de este centro es que pueda ser usado por investigadores, ofreciendo toda la documentación que alberga, pero también que pueda ser visitado por el público general ya que expondrá de forma permanente una colección con cerca de 300 piezas iconográficas de san Vicente Ferrer, como láminas, pinturas o azulejos, donadas por el presidente de la Asociación del VI Centenario, Vicente Vallés.

El espacio dedicado a san Vicente, de propiedad municipal, está ubicado “en la casa en la que estuvo el dominico en el verano de 1410 cuando visitó a su hermana Constança en Teulada y, según la tradición, desde una de las ventanas predicó a los vecinos, tal como recuerda un azulejo en la fachada”, explica el párroco, Vicente Solera, que ha recordado que “el edificio original se derrumbó en el siglo XVII, en el mismo siglo fue reconstruido y en los últimos años ha sido sede de distintas asociaciones”.

Este centro de estudios, que cuenta con una copia facsímil de la biblia de san Vicente Ferrer, “es una iniciativa que surgió del Ayuntamiento de Teulada y en ella participa la Asociación del VI Centenario, la parroquia y expertos ligados a la figura del santo, tanto de la Orden de Predicadores como del ámbito educativo”.

Visita a las casas
Además, la pequeña imagen del santo que se venera en el templo parroquial, conocida como ‘sant Vicentet’ y que mide 35 centímetros, empezó a visitar las casas el pasado domingo y continuará durante todo el Año Jubilar, algo que ya se hizo en 2010 con motivo del 600 aniversario de la visita de san Vicente a Teulada.

“Hace ocho años el ‘sant Vicentet’, que data del siglo XVIII, visitó cerca de 400 casas en Teulada y este año esperamos superar esa cifra ya que hasta el momento han solicitado la visita alrededor de 200 familias, a las que se podrán sumar todas las que quieran durante el Año Santo”, subraya el párroco.

Se trata de “una iniciativa muy bonita, puesto que las familias y amigos acompañan a la pequeña imagen del santo de una casa a otra, hay un volteo de campanas cuando llega a un nuevo hogar y durante las 24 horas que permanece hay un cirio encendido y una balconera que señala la presencia del ‘sant Vicentet’ en esa casa”.

La primera casa en ser visitada ha sido la casa donde la imagen procesional de san Vicente “permaneció oculta para ser salvada de la destrucción en la Guerra Civil, mientras que la última será el otro domicilio en el que también estuvo para ser protegida hasta que se restituyó al culto”.