Una carmelita valenciana mística de la unidad de los cristianos, hacia los altares Fallecida en 1992, su causa llega a Roma

B.N. | 20-04-2018

De alma sencilla, inteligente y llena únicamente del amor a Dios. Así era la sierva de Dios Margarita Mª del Corazón Eucarístico de Jesús, perteneciente a orden de las Carmelitas Descalzas cuya causa de canonización continuará en Roma tras la clausura de la fase diocesana que tendrá lugar el próximo 24 de abril en el Palacio Arzobispal.

Con una vida entregada por completo al Señor, sintió una especial vocación por la Unidad de los Cristianos y así lo reflejó en las poesías llenas de mística que escribió (muchas en­contradas tras su muerte).

Josefa Reig Gozalbes, nombre civil de esta religiosa, nació el 16 de marzo de 1908 en la localidad de Cocentaina (Alicante), perteneciente a la diócesis de Valencia. Tras los estudios elementales en su ciudad natal, completó su formación en el internado del colegio Pureza de María en Onteniente. En 1934 ingresó en el convento de las Carmelitas Descalzas de Manises, donde profesó solemnemente en 1940.

En marzo de 1951, junto a otras religiosas, fundó un nuevo monasterio en Buñol. En esta población permanecerá más de 30 años, ejerciendo durante bastante tiempo el cargo de Subpriora. En 1982 es elegida Priora; en 1983 se trasladan a Lugo, única provincia española en la que no había ningún convento de Carmelitas Descalzas, falleciendo allí el 11 de febrero de 1992, a los 83 años de edad.

El proceso, iniciado en el año 2006, será clausurado por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, el próximo 24 de abril en un acto en el Palacio Arzobispal, tras lo cual toda la documentación recogida será enviada a Roma, a la Congregación para las Causas de los Santos, donde seguirá el proceso.