Veranear ayudando a pobres en Argentina… ...y a huérfanos en Perú

Belén Nava| 21-07-2017

Los jóvenes junto a los profesores y familiares que acudieron a despedirse de ellos en el aeropuerto de Manises.

Irene Ronda, Javier Hervás, Patricia Camacho, Elena Barrio, Javier Miquel y Mar Sáiz, son seis jóvenes valencianos de entre 17 y 19 años, estudiantes del colegio La Salle de Paterna que desde hace unos pocos días están viviendo su primera experiencia de voluntariado internacional. Todos ellos pertenecen al Gente Pequeña de Proyde-Levanteruel del propio colegio y han viajado hasta Jujuy (Argentina) donde, durante un mes, trabajaran la animación sociocultural con chicos y jóvenes de San Salvador.

Junto a la comunidad de Hermanos de La Salle de la zona, contarán con el apoyo de Cintia Moreno, voluntaria de Proyde y profesora de La Salle de Paterna; Rubén Esteve, voluntario de Proyde y monitor de grupos del colegio y José Alberto Espejo, voluntario de Proyde y profesor de la Escuela Profesional La Salle de Paterna.

Gente Pequeña
El proyecto de Gente Pequeña busca involucrar a jóvenes voluntarios estudiantes del colegio y que han decidido vivir y formar parte de una comunidad cercana a los empobrecidos de este mundo en países del tercer mundo durante los meses de verano.

De esta manera, y desde el equipo de pastoral Proyde del colegio La Salle de Paterna en colaboración con la ONG Proyde se ha creado un grupo de voluntariado entre los jóvenes estudiantes de Bachillerato que se lleva por nombre Gente Pequeña.

La labor que van a realizar los voluntarios de Gente Pequeña será durante los meses de verano en San Salvador de Jujuy y tendrán como referencia y alojamiento una comunidad de Hermanos de La Salle en las barriadas más desfavorecidas de la zona. Allí darán apoyo a los alumnos que lo necesiten, participarán en talleres con jóvenes adolescentes, visitarán a familias necesitadas, organizarán colonias estivales, reuniones con grupos vecinales, deportes en la plaza del barrio…

El grupo de Gente Pequeña siempre va acompañado por tres adultos con experiencia en el Tercer Mundo y siempre supervisado por la ONG Proyde.

Tanto Irene, Javier, Patricia, Elena, Javier como Mar han recibido formación sobre cooperación, acciones en grupo y actividades de tiempo libre con jóvenes a lo largo de estos últimos meses. “Esta acción no se podría llevar a cabo sin el apoyo de las familias, con las que se han contado desde el primer momento sintiendo su cercanía”, indican fuentes del grupo.

Pero para poder viajar hasta Argentina y vivir la experiencia del voluntariado ha sido necesario el apoyo económico de mucha gente cercana. Para ello, durante los dos años de preparación han realizado numerosas acciones para recoger fondos, con colectas, venta de calendarios, pósters, organizando un certamen coral, y sobre todo con la ayuda de las familias y de la Asociación de Madres y Padres.

Y en Perú
Un grupo de 26 jóvenes valencianos han viajado hasta Perú, más concretamente a la zona sur de Lima, para colaborar en el orfanato de la parroquia Santa María de Lurín.
En estos pocos días que llevan en la capital limeña, los jóvenes ya se han integrado totalmente en la comunidad y en la vida pastoral de la parroquia, tanto es así que, entre todos, han realizado un enorme grafiti en la pared de la parroquia de la imagen de Nuestra Señora de los Desamparados en vivos colores.
Estos 26 valencianos fueron invitados por el padre Iván, que estudia Derecho canónico en Valencia y está en la parroquia de Moncada, a viajar hasta tierras andinas y participar de forma activa en labores de apoyo en el orfanato de la parroquia de Santa María. Para todos ellos, es una manera de “aprovechar el verano ayudando a los más necesitados y rezando juntos”, explican desde la organización de la experiencia vinculada a la Asociación Almudí.