Jóvenes voluntarios se ofrecen en dos barrios de Valencia para hacer la compra para personas que lo necesiten en una iniciativa parroquial
Monitores del Grupo Scout ITER que se han ofrecido como voluntarios.

C.A. | 15.03.2020

La parroquia Nuestra
Señora de los Desamparados del barrio valenciano de Nazaret, regida por
los Misioneros Redentoristas, coordina a un grupo de 14 jóvenes
voluntarios que se ofrecen para realizar la compra de productos de
primera necesidad a las personas que lo necesiten, en el barrio y
también en la pedanía de La Punta, durante el estado de alarma decretado
por el coronavirus.

Asimismo, “con la ayuda de estos jóvenes voluntarios continuamos la
atención que la parroquia presta habitualmente a cerca de 200 familias
con escasos recursos del barrio de Nazaret, que se gestiona a través de
la Cáritas parroquial, y durante las próximas semanas realizarán la
entrega de bolsas con alimentos básicos”, ha explicado el párroco Carlos
Galán.

Este pasado fin de semana, ante la situación de emergencia sanitaria y
las medidas preventivas adoptadas por las autoridades, “monitores del
Grupo Scout ITER y varios jóvenes feligreses nos plantearon a los
Misioneros Redentoristas la posibilidad de coordinar desde la parroquia
Nuestra Señora de los Desamparados este ofrecimiento de ayuda que estaba
surgiendo en varios grupos de Facebook del barrio”, ha indicado.

En esta primera fase de la iniciativa “centrada en la difusión, lo
primero que hemos hecho es un cartel para compartirlo en redes sociales y
por mail, para que llegue a las personas que lo necesitan, que deben
residir en Nazaret o La Punta, y, dado que lo más probable es que no
usen redes sociales, estamos distribuyendo octavillas informativas que
se reparten en los domicilios, por debajo de las puertas y en buzones”.

En esta iniciativa “colaboran la parroquia Nuestra Señora de los
Desamparados, de Nazaret, y la Purísima Concepción, de la Punta, y
también nos ayuda la asociación de vecinos y distintas instituciones del
barrio y particulares para saber si hay personas que puedan necesitar
este servicio y dónde viven”, ha explicado el párroco, que ha señalado
que por ahora sólo han recibido una petición y ha remarcado que “estamos
en una fase inicial de difusión”.

Para coordinar esta ayuda “tenemos un grupo de WhatsApp con los
voluntarios que se han ofrecido, tanto del Grupo Scout ITER como de
jóvenes de la parroquia, para coordinarnos y gestionar quién va a cada
domicilio, cuando empecemos a tener peticiones de ayuda”.

El primer paso de este servicio consiste en llamar a la parroquia, al
teléfono 963 67 18 14, en horario de 10 a 14 horas y de 16 a 20 horas, y
explicar la necesidad que se tiene; en el menor tiempo posible un
voluntario acreditado irá al domicilio a recoger el dinero y la lista de
la compra de productos de primera necesidad del supermercado, la
farmacia u otros productos; después, el voluntario regresará al
domicilio y entregará la compra, las vueltas y el ticket.

Además, “en todo momento se respetarán la distancia de seguridad y las
medidas de higiene y hacemos un llamamiento a hacer un uso responsable
de esta iniciativa”, ha expresado el párroco.

Oraciones diarias en redes sociales “para reconfortar en estos días”

También “desde la parroquia, a través del grupo de Pastoral del colegio
parroquial Nuestra Señora de los Desamparados, perteneciente a la red de
Colegios Diocesanos, comenzamos ayer la publicación diaria, en Facebook
y otras redes sociales, de oraciones para ayudar y reconfortar en estos
días de cuarentena”, según el párroco.

Esta iniciativa “comenzó ayer con una oración del cardenal arzobispo de
Valencia, Antonio Cañizares: ´Dios está presente, nos acompaña con su
Palabra, confiemos en que su Misericordia nos acompaña plenamente.
Busquemos que Dios avive en nosotros el agua viva y la cercanía desde el
corazón, aún en la distancia física, entre unos y otros. Invoquemos a
la Virgen de los Desamparados, Madre de Dios y Madre nuestra. Ella
tampoco nos deja`”.

Por su parte, el Grupo Scout ITER de la parroquia de Nazaret “también
está desarrollando iniciativas para niños y jóvenes, ya que se han
suspendido sus actividades, y proponen la realización de talleres on
line, como manualidades o cómo hacer brochetas de frutos, o que los
niños hagan fotos con sus mascotas y las publiquen con un hashtag, entre
otras ideas”.