REDACCIÓN 7-09-2016

Isabel Solá en una foto tomada en Haití donde ejercía su labor misionera en los últimos años.

Isabel Solá en una foto tomada en Haití donde ejercía su labor misionera en los últimos años.


La congregación Jesús-María celebrará el próximo 14 de septiembre en Valencia una misa por el eterno descanso de Isabel Solá Matas, monja misionera catalana de 51 años ase­sinada el pasado sábado en Hai­tí que vivió seis años, en su ju­ventud, en la capital del Turia.
La misa tendrá lugar el 14 de septiembre, a las 19 horas, en la capilla del colegio Jesús-María de Valencia, ubicado en la Gran Vía Fernando el Católico, 37, según indicó a la agencia AVAN la superiora de la comunidad en Valencia y directora del centro, Inmaculada Tuset, quien conoció personalmente a la misionera cuando estuvo en Valencia y de quien destaca “su fe, su ayuda a los demás y su alegría”.
Asimismo, la eucaristía “la celebramos en su memoria pero también es en acción de gracias por la vida que Isabel entregó a los demás y a Dios, y será una celebración abierta a la participación de toda la comunidad religiosa y educativa, así como a antiguos alumnos y familias y todas las personas que quieran sumarse”, añadió.
Isabel Solá, que fue abatida a tiros en un atraco el pasado sábado 3 en Haití, era diplomada en Enfermería e hizo su primera profesión de votos en la congregación Jesús-María en 1987. Un año después, con 23 años, se trasladó a Valencia donde vivió hasta 1994 “una etapa que dedicó a completar su formación religiosa, estudiar Magisterio y dar clases en el colegio Jesús-María y ayudar a enfermos de sida, entre otras labores”, señaló.
Misionera en Guinea y Haití
Igualmente, la misionera realizó su misión apostólica durante diez años en Guinea Ecuatorial y, tras un periodo de tiempo en un centro de menores de su ciudad natal, Barcelona, partió a Haití en 2008, donde permaneció hasta su muerte y donde vivió en primera persona el terremoto que asoló el país en 2010. A raíz de aquella tragedia en la que murieron 30 de sus alumnos y otros muchos sufrieron mutilaciones,     Isabel creó un taller que dota, desde entonces, de prótesis a cientos de niños.
Este jueves se celebrará la misa funeral en Puerto Príncipe, capital de Haití donde se­rá enterrada la misionera, una ceremonia en la que participará la familia de Isabel, que era la menor de seis hermanos, así como la responsable provincial de la congregación religiosa, la valenciana María Ángeles Aliño.