Las procesiones del Corpus, canceladas en la diócesis de Valencia por la pandemia Se celebrarán las misas solemnes en la Catedral y las parroquias el 14 de junio, pero no actos externos
La Custodia del Corpus entre una lluvia de pétalos de rosa a su paso por la calle Avellanas. (FOTO: M.GUALLART)

B.N. | 21.05.2020

La procesión del Corpus de la ciudad de Valencia no se celebrará este año en las calles de Ciutat Vella el 14 de junio, como estaba previsto. Las danzas, la música y la solemne procesión vespertina han quedado suspendidas dadas las actuales circunstancias que se están viviendo provocadas por la pandemia del Covid-19. Lo mismo ocurre con las procesiónes previstas en el reto de la diócesis.

Así, lo ha comunicado el Arzobispado de Valencia la pasada semana, siguiendo las medidas excepcionales adoptadas desde el inicio de la pandemia por la Archidiócesis, y ante la permanencia de la situación del estado de alarma.

Monseñor Arturo Ros, obispo auxiliar de Valencia informó de esta decisión al Ayuntamiento de Valencia, a través del concejal de Fiestas, Carlos Galiana, y señaló que “el Arzobispado informará de las posibles nuevas fechas de su celebración, que no serán en ningún caso mientras permanezcan las circunstancias actuales, por tanto, lo que sí afirmamos es que el Arzobispado de Valencia cancela la procesión eucarística en Valencia”.

La solemnidad del Corpus Christi se celebrará el 14 de junio con misas solemnes en todas las iglesias y está previsto que el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, presida la misa de Pontifical en la Catedral concelebrada con el Cabildo Metropolitano.

Tristeza y pesar
“Sentimos un fuerte sentimiento de tristeza y pesar”, aseguró a PARAULA Francisco Esteve, presidente de la Asociación Amics del Corpus ante la cancelación de la ‘Festa Grossa’ de la ciudad.

Sin embargo, explicó que “somos conscientes del dolor y el sufrimiento que esta pandemia ha provocado en muchas familias que o bien están luchando contra esta enfermedad o que han perdido a personas queridas” pero, a la vez, resaltó que “tenemos mucha fe y mucho ánimo en que esta situación va a mejorar”. Asimismo, no descartaban realizar algún tipo de iniciativa online para recordar la fiesta de años anteriores.

Sin traslado ni cabalgata
De igual manera, el Ayuntamiento notificó, por su parte, la suspensión del resto de actos festivos como el traslado de las Rocas hasta la plaza de la Virgen del 12 de junio; el concierto de la Banda Municipal del sábado 13 y la noche de fiesta o la ‘Cabalgata del Convite’ con invitación a la fiesta por el capellán de las rocas, exhibición de las danzas del Corpus y comparsa de la Degollà que se celebra el domingo por la mañana.

Apuntes históricos

Primera procesión. Los Jurados y Consejo de la ciudad de Valencia, dispusieron, de acuerdo con su obispo Hugo de Fenollet y Cabildo, una solemne procesión general en el año 1355 y no es hasta 1372 cuando se vuelve a retomar de nuevo la celenración con Jaime de Aragón como obispo de Valencia.

Fuera de su tiempo litúrgico. Dada la fama que alcanzó la procesión del Corpus de Valencia, muchos monarcas y personajes ilustres quisieron venir a la ciudad a verla aunque para ello hubiera que cambiar la fecha. La primera visita de estas características de la que se tiene constancia fue en 1401, cuando la hija del rey de Navarra, doña Blanca, escribió a los Jurados de Valencia solicitando retrasaran la celebración de la misma hasta llegar ella y poder contemplarla, a lo que se accedió, realizándose fuera de su tiempo litúrgico. Tras ella serían muchos monarcas los que visitaron Valencia para admirar la procesión, dentro o no, del tiempo litúrgico: Martín el Humano y la reina Juana de Sicilia; Alfonso el Magnánimo (1427); Juan II de Aragón (1466); los Reyes Católicos (1481); la Reina Juana de Nápoles (1501); Carlos V (1528); Felipe II (1585); Felipe III con motivo de sus bodas reales (1612); el Príncipe de Angulema (1815); Fernando VII (1827); la reina Isabel II con el futuro Alfonso XII (1858) y presenció Alfonso XIII que la presenció en 1888 y en 1893.

Sin celebraciones. Desde el año 1356 hasta el 1372 no se celebró la procesión del Corpus en nuestra ciudad. Durante estos años se decidió suspender la procesión y que se celebrara la fiesta en las parroquias de la ciudad.
Más tarde, en 1526, en la víspera de Pentecostés, hubo un incidente en Chilches en el que mataron a varios vecinos, prendieron al párroco, le ataron, le robaron las llaves de la Iglesia y robaron el Sagrario. Valencia envió varias compañías de soldados que entablaron batalla abierta contra los salteadores y rescataron las sagradas formas. En señal de duelo, este año la procesión del Corpus de Valencia no se celebró.
La II República española, entre 1931 y 1935, obligó a que la fiesta se realizase solamente en el interior de las iglesias. Concluida la persecución religiosa y la guerra civil de 1936 a 1939, la fiesta se limitó a la parte religiosa.