“No buscamos la confrontación, queremos dialogar para defender nuestros derechos” Entrevista a Luis Gamón, nuevo presidente de FCAPA

CARLOS ALBIACH | 14-11-2019

Luis Gamón durante la entrevista en la redacción de PARAULA. (FOTO: A.SÁIZ)

La Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia agrupa a 150 asociaciones de padres de la provincia de Valencia, de las que forman parte más de 95.000 alumnos. Una entidad que en los últimos años ha sido el altavoz de los padres para defender los derechos como principales agentes de la educación de los hijos, así como la mejora del sistema educativo. Recientemente ha nombrado como presidente a Luis Gamón, que coge el testigo de Vicente Morro.
– ¿Cómo ha acogido el nombramiento como presidente?
– Con mucha ilusión pero sobre todo con mucha responsabilidad, ya que representamos a 58.000 familias.

– ¿Llega con algún reto para el futuro o con la intención de llevar a cabo alguna novedad?
– El reto es mantener y consolidar el trabajo que se ha realizado en estos doce últimos años y, por tanto, seguir lo que han hecho los presidentes Nicolás Sánchez, José Oltra y Vicente Morro durante este tiempo. Nuestro eje fundamental es la defensa de la libertad de educación de los padres, que está recogida en el artículo 27 de la Constitución Española. Hay que tener en cuenta que para nosotros la escuela es una prolongación de la familia. Así que para mantener esa esencia y ante leyes que restan autonomía a los padres y las escuelas nos vemos en la obligación de ser la voz que defienda esos derechos.

– ¿Cuál es la labor que se realiza desde la federación?
– Destacaría cuatro vertientes. Por un lado hay una labor de representación de los padres de nuestras asociaciones ante la administración pública y en otros organismos como Concapa, la Mesa por la educación o la Plataforma por las libertades. Una tercera pata son los servicios directos que ofrecemos a nuestras asociaciones federadas para su gestión, especialmente relevante nuestro asesoramiento jurídico. Y por último, ofrecemos un programa formativo muy potente para que se lleve a cabo en los colegios, así como la organización de actividades como concursos de coros o de belenes para así favorecer la convivencia entre las asociaciones.

– ¿Ser una asociación católica que supone?
– Ser católica hace que seamos una entidad que defiende y promueve la vida y la familia, así como la importancia de la asignatura de Religión. Por otro lado, al ser una federación de asociaciones de padres de alumnos defendemos a ultranza la libertad de educación y el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos. Nuestro objetivo es trabajar por una calidad en la educación. Frente a las políticas ideológicas y la hiperregulación nosotros optamos por la autonomía de los centros y porque se trabaje por la educación y en medida que luchen contra el abandono escolar, el acoso escolar y la mejora de la convivencia.

– En los últimos cuatro años habéis rechazado medidas tomadas por el gobierno valenciano como los recortes de los conciertos educativos.

– Nosotros reaccionamos antes las medidas en las que vemos que la política se quiere meter cargas ideológicas e implican recortes en las libertades. No tenemos más remedio que reaccionar. Es verdad, que la primera legislatura del ‘Botánic’ ha sido muy intensa con decisiones como el recorte de conciertos. No hemos hecho más que recoger el clamor de los padres.

– ¿Cómo es la relación con la conselleria de Educación?
– No existe relación más allá de la estipulada por ley con nuestra presencia en organismos como los consejos escolares municipal y autonómico y la Mesa de Padres. Tenemos la mano tendida a la administración, no buscamos la confrontación y estamos a favor del diálogo.

– Entre las medidas que han rechazado se encontraban la supresión del distrito único y las que han impuesto la ideología de género.
– El distrito único es libertad, libertad de elegir el colegio que ellos quieran. Respecto a la ideología de género tenemos una visión distinta a la del actual gobierno valenciano. Defendemos que los padres son los primeros responsables de los hijos y la Administración tiene que tener neutralidad ideológica.