B.N. 21-04-2016
ucrania---cartelSiguiendo la llamada del papa Francisco, la Iglesia en España se moviliza para apoyar la labor huma­nitaria en Ucrania. Las palabras del Santo Pa­dre el pasado 3 de abril, festividad de la Divina Mi­sericordia, han puesto en marcha la campaña ‘Con el Papa por Ucrania’ de parte de la Conferencia Episcopal Española (CEE), junto a CONFER, Ma­nos Unidas, Cáritas Española y Ayuda a la Iglesia Ne­cesitada, para concienciar sobre la situación de Ucra­nia y favorecer la colecta que se realizará en todas las parroquias de España este domingo 24 de abril. A esta convocatoria se une la diócesis de Va­lencia. A través de una carta, el cardenal arzobispo, Antonio Cañizares, ani­ma a los párrocos y a los fieles en esta colecta y confía en su generosidad.
300.000 euros de la CEE
La CEE ayudará con 300.000 euros, que se enviarán a través de la Santa Sede “en clave humanitaria, con un sentido cristiano, sin intereses geoestratégicos”, tal y como explicó su secretario general, José María Gil Tamayo.  El conflicto en el este de Ucrania, que sigue activo des­pués de dos años, ha dejado 10.000 muertos, más de 20.000 heridos y 1,6 millones de desplazados internos.
Ucrania continúa inmersa en una guerra civil en el este del país, en las provincias de Donetsk y Lugansk, con fuertes enfrentamientos en ciudades sitiadas por los ataques entre el ejército ucraniano y separatistas prorrusos. Al sur, la península de Crimea ha sido anexionada a la Federación  Rusa y separada del resto de Ucrania.
Este conflicto se inició en abril de 2014 y se acentuó a principios de 2015. A pesar de la firma de los Acuerdos de Minsk II en febrero de 2015, la inseguridad continúa existiendo a lo largo de la denominada ‘línea de contacto’ entre las fuerzas del Gobierno y los grupos armados.
La Iglesia greco-católica ucraniana
Ucrania es un país de mayoría cristiana. Sin embargo, la composición confesional del cristianismo ucraniano está especialmente frag­mentada. La mayor parte pertenece a la Iglesia Ortodoxa del patriarcado de Moscú, seguida de la Iglesia Ortodoxa del patriarcado de Kiev. Los católicos son apenas un 5,6% de la población -unos 2,5 millones- y de dividen entre los de rito latino y los de rito bizantino o greco-católico, estos últimos son la mayoría. La Iglesia greco-católica ucraniana está en plena comunión con la Santa Sede.
El primado de esta Iglesia recae en el Arzobispo Mayor de Kiev-Halych y toda Rusia, que representa a unos 8 millones de fieles en todo el mundo.
Los greco-católicos ucranianos han vivido la persecución desde la invasión soviética de Ucrania, en la primera mitad del s.XX, cuando miles de sacerdotes fueron enviados a campos de trabajos de Siberia.
La Iglesia greco-católica ucraniana establece importantes lazos ecuménicos con el mundo ortodoxo, especialmente con la Iglesia ortodoxa de Rusia.
La Iglesia Católica de Ucrania sufre grandes necesidades en cuanto a la formación de su clero, el sostenimiento de los agentes pastorales, la construcción de nuevos templos y la devolución de las propiedades expropiadas durante el comunismo. La guerra ha dividido varias diócesis o exarcados ivididos, y destruido  templos y centros.
El clero ha sufrido amenazas en las zonas de conflicto y al menos dos sacerdotes católicos han estado secuestrados.
Objetivos
● Concienciar sobre la situación en Ucrania, un país europeo en el que se vive un conflicto con graves consecuencias humanitarias.
● Realizar una colecta en todas las parroquias e iglesias en España a beneficio de las organizaciones humanitarias.
La colecta se realizará en todas las celebraciones del domingo, 24 de abril. Se pueden realizar donativos en estas cuentas:
Banco Popular
ES82 0075 0001 8506 0900 0106
Banco de Santander
ES27 0049 5814 4423 1632 0788