REDACCIÓN 17-06-2016

El Cardenal presidió el acto de desagravio. V.GUTIERREZ

El Cardenal presidió el acto de desagravio. V.GUTIERREZ


El Cardenal-Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha afirmado esta tarde en el acto de Homenaje a la Virgen de los Desamparados que “ofrecemos este acto por la reconciliación de todos, por la unidad y la convivencia”.
Cañizares ha destacado que “no venimos a ningún acto político, ni a ninguna protesta. No venimos con ninguna bandera, ni representando a ninguna sigla. Se confunden y desfiguran por tanto los que vengan en otro sentido, venimos manteniendo sencillamente el sentido religioso que convoca este acto”.
El Cardenal-Arzbobispo ha querido volver a recordar “muy particularmente a las víctimas del atentado de Orlando, y de todas las víctimas de cualquier violencia, de todo acto de terror. También de todos los perseguidos o maltratados a causa de su fe o de su condición, por el cese de toda violencia contra la persona humana y su dignidad”.
En este punto ha resaltado “quiero manifestar mi público agradecimiento a quienes dando voz a su diversidad, han condenado esta ofensa, porque no les representa. Y por tanto, si alguna herida queda, aquí en este acto de amor a la Virgen, rezamos para pedir perdón por todas las ofensas y restablecer la convivencia y el diálogo, por el respeto a las personas en su derecho a la libertad religiosa y la libertad de conciencia”.
“Es este un acto para todos –ha añadido- porque en este Homenaje a la Virgen de los Desamparados caben todos, ya que forma parte de nuestra identidad cultural”.
El Cardenal-Arzobispo de Valencia ha agradecido la participación del pueblo valenciano, así como a las gentes de toda España que se han sumado a este acto, que ha contado con la presencia de los Obispos de las Diócesis de Orihuela-Alicante, monseñor Jesús Murgui y de Segorbe-Castellón, moseñor Casimiro López. También han participado el arzobispo emérito de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña; el obispo emérito de Lleida, monseñor Juan Piris y el obispo emérito de Mondoñedo-Ferrol, monseñor José Gea. Además de todos aquellos obispos que se han dirigido al Cardenal para manifestarle su adhesión.