B. NAVA/ M.J.FRAILE | 19-02-2016

Portada del primer ejemplar.

Portada del primer ejemplar.


El próximo 25 de febrero, el semanario ‘Aleluya’, que edita el Arzobispado, concluye el 75 aniversario de su primera publicación. Era el año 1940 cuando, veía la luz y, desde aquel momento, “ha querido ser un instrumento válido para la comunicación, tanto de las acciones que se realizan en las parroquias, como de las que se llevan a cabo en la Archidiócesis”, explica Sergio Requena, su actual director.
A principios del siglo XX, el entonces arzobispo, Victoriano Guisasola y Menéndez (1906- 1914), decidió impulsar una serie de iniciativas para sacerdotes y seglares en la diócesis de Valencia. Así es como, el 8 de enero de 1911 se comenzó a publicar la ‘Hoja parroquial’. Con este denominativo “se hacía llegar al pueblo cristiano la palabra de Dios con orientación e instrucción cristiana. Con las lecturas bíblicas del domingo, temas de formación, noticias de actualidad, puntos de catequesis se pretendía ir formando tanto a los adultos como a los niños”, indica Requena.
Lea el reportaje íntegro, en la edición impresa de PARAULA