REDACCiÓN| 24-05-2018

Misa de eacción de gracias monasterio de Nuestra Señora de El Puig de Santa María (Foto: A.SÁIZ)

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, presidió en el Monasterio de Nuestra Señora de El Puig de Santa María una misa de acción de gracias con motivo del 800 aniversario de la Orden de la Merced (1218-2018), en la que alentó a orar “por la pronta canonización del padre Jofré por intercesión de la Santísima Virgen”, en referencia al mercedario valenciano Juan Gilabert Jofré (1350-1417).
“Valencia es el P. Jofré porque Valencia es la Virgen de los Desamparados”, dijo el Cardenal aludiendo al origen de la devoción a la patrona de Valencia, impulsada por el P. Jofré tras la creación del primer manicomio del mundo y de la cofradía de la Virgen de los Desamparados.
Además, en su homilía el Cardenal aseguró que insistirá en la Santa Sede para que “se pueda concluir cuanto antes la causa del P. Jofré porque es justa” así como la del también mercedario valenciano Antonio Garrido, conocido como ‘Pare Presentat’, del que va a ser enviado a Roma el proceso de un posible milagro ocurrido en la diócesis de Valencia atribuido a su intercesión. Precisamente en la misa participaron peregrinos de las localidades de Vallada, donde nació el “padre Presentat” y Algar del Palencia, también vinculada a la Orden de la Merced, además de Valencia.
El Cardenal agradeció a los mercedarios su presencia desde 1240 en El Puig desde donde partió un año antes el rey Jaime I para la reconquista de Valencia. “De aquí, de El Puig de Santa María surgió una Valencia en libertad, y eso se lo debemos también a la Virgen”, recordó.
La misa coincidió con la clausura del sexto centenario de la muerte en el mismo monasterio el 18 de mayo de 1417 del padre Jofré.
En la eucaristía concelebraron el padre provincial de la Merced de Aragón, fray José Juan Galve; el secretario general de la Orden, Manuel Anglés, llegado de Roma para la ocasión; el prior del Monasterio y párroco de El Puig, Melchor Azcárate, entre otros religiosos, además del delegado episcopal para las Causas de los Santos en la diócesis de Valencia, Ramón Fita.