L.A. | 4-04-2019

La intervención de la Escolanía de la Virgen en una misa en la basílica de San Pedro asombró a los asistentes, de quienes recibieron felicitaciones.

“Todo un inolvidable colofón al 60 aniversario”. Esto lo dice Antonio Pinazo, presidente de la Asociación de Madres y Padres de Escolanes (AMPE), de la Escolanía de la Virgen de los Desamparados, de Valencia, que impulsaron y participaron en esta histórica peregrinación a Roma. ¡Y lo pasaron en grande, como los 45 niños de la Escolanía, y los profesores, formadores y empleados que les acompañaron!
El pasado domingo concluían su peregrinación a Roma, tras haber cantado el día anterior en la Basílica de San Pedro del Vaticano, donde a pleno pulmón entonaron el himno de la Coronación a la Mare de Déu. Fue uno de los momentos culminantes, al término de la misa de las 17 horas,en la que concelebró también el vicerrector de la Basílica de la Virgen de los Desamparados y director espiritual de la Escolanía, Álvaro Almenar.
Su intervención en la misa, en la que al inicio cantaron ‘Al matí cap al llevant’, maravilló al mismo maestro de capilla del Vaticano (“sois un auténtico coro de ángeles”, les dijo) y al propio organista de la Basílica vaticana. Si hubiera estado el papa Francisco, que se encontraba de visita apostólica esos días en Marruecos, seguro que los hubiera felicitado también.
Previamente, los niños visitaron los jardines del Vaticano, guiados por el sacerdote valenciano José Antonio Teixeira, oficial de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, y cantaron tambien, dedicando en este caso su música al papa emérito, Benedicto XVI que a esa hora, muy cerca de ahí, desde su retiro, sale a pasear y rezar.
Durante su estancia en Roma, la Escolanía ofreció también un concierto en la Iglesia Nacional Española de Santiago y Santa María de Montserrat, el pasado miércoles, todo un éxito.
Lo que más entusiasmó a los escolanes, por supuesto, la visita guiada en español al siempre espectacular Coliseo; el recorrido por el Castel Sant’Angelo con la evocación a la ópera Tosca, y también una sorprendente jincana fotográfica en la Piazza Nabona, en la que a modo de adivinanza se les pedía, con unas coordenadas a través de google maps, que acudieran a los templos cercanos, para ver qué referencias a santos determinados encontraban en ellos.
Además, durante sus recorridos culturales, escolanes que cursan primero y segundo de la ESO prepararon las explicaciones sobre los principales monumentos.
Por cierto, el ‘coro de ángeles’ estuvo alojado en la Casa Piccole Angelle di Cristo Re (‘Pequeños ángeles de Cristo Rey’).