La Ciudad de la Esperanza recibe la visita del Cardenal
El Cardenal visitó el CIDES y compartió comida con los acogidos. (FOTO: A.SÁIZ)

REDACCIÓN | 13.02.2020

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha visitado esta semana a las más de 150 personas sin hogar acogidas en la Ciudad de la Esperanza (CIDES), “se ha interesado por su situación y ha compartido con ellos la comida en el comedor del centro”, según ha indicado Vicente Aparicio, director de la Ciudad de la Esperanza.

Durante su visita, “el Cardenal se ha reunido con el equipo técnico de la Ciudad de la Esperanza”, que le ha explicado “cómo va todo en el día a día de nuestra misión”. El Arzobispo ha animado a los trabajadores y durante la comida ha escuchado las historias de los acogidos. El padre Aparicio ha destacado que el Cardenal “quiere mucho a nuestro centro y valora mucho todo el trabajo que hacemos con los más necesitados”. Así, “por el afecto que nos tiene, viene siempre que puede a visitarnos”.

Yurta, un espacio para la convivencia
En su visita a la Ciudad de la Esperanza, el Cardenal conoció a uno de los acogidos que el pasado 13 de octubre protagonizó la contraportada de PARAULA, Omar el Benyad, un joven marroquí de 22 años, que nació en Tánger, tuvo que salir al no poder pagarse los estudios y, tras probar suerte en Barcelona, fue acogido por CIDES y ahora se forma en hostelería y turismo paraintentar conseguir un empleo.

Acompañdo de Omar, don Antonio se introdujo en la “Yurta”, o tienda de lona circular de Mongolia, un singular recinto que el P. Aparicio ha habilitado como centro social para jóvenes acogidos.

Allí en los ratos de esparcimiento y tiempo libre juegan al ajedrez, leen, conversan y disfrutan de un espacio acogedor para sus reuniones.
150 acogidos

La Ciudad de la Esperanza acoge más de 150 personas sin hogar y en riesgo de exclusión social de más de 33 nacionalidades. En sus instalaciones de Aldaia, les ofrece “una atención absoluta”, según indica el padre Aparicio, que incluye “desayuno, comida, cena, clases de español, talleres de orientación e inserción laboral, clases de informática, de alfabetización, cursos de mantenimiento y talleres de terapia ocupacional”.

CIDES asesora en la búsqueda de empleo y en la reinserción social. Igualmente, ofrece a las personas sin hogar “actividades deportivas, o de ocio y tiempo libre”.

Además de los profesionales, CIDES cuenta con voluntarios comprometidos que se ocupan, tanto de la atención directa, como de la organización de actividades lúdicas o religiosas.

Urnas solidarias

La Ciudad de la Esperanza ha puesto en marcha el proyecto de la ‘Urna Solidaria’ con el objetivo de recaudar fondos para cubrir necesidades especiales de las personas sin hogar acogidas, “de tipo sanitario, como visitas a odontólogos y oftalmólogos, o de formación no reglada, para las que no hay subvenciones”, han indicado desde CIDES. La idea es repartir urnas entre comercios y empresas de localidades cercanas, como Aldaia, Alaquàs, Xirivella y Torrent y en Valencia, para que todas aquellas personas que quieran colaborar con la labor de CIDES puedan hacerlo con un donativo.

Estos donativos también se dirigirán a sufragar “cursos de formación no reglada que los residentes nos solicitan, para seguir estudiando o empezar una formación, así como a la “tramitación de pasaportes y pago de tasas”. Igualmente, “podrían servir como apoyo en ayudas de emergencia, inserción sociolaboral y búsqueda de vivienda”.

Los comercios, empresas o entidades que quieran colaborar pueden solicitar una urna en el teléfono: 96 150 70 52