Concha Guillén, presidenta delegada de la fundación, y Juan Manuel Ferrer, director terapéutico. (Foto: Alberto Saiz)

Concha Guillén, presidenta delegada de la fundación, y Juan Manuel Ferrer, director terapéutico. (Foto: Alberto Saiz)

La Fundación Arzobispo Miguel Roca-Proyecto Hombre atendió el año pasado a un total de 3.067 personas que realizaron peticiones de atención, información y derivación, de las que 940 acabaron siendo usuarios en los centros de día, comunidades terapéuticas y viviendas tuteladas que la fundación tiene en Valencia y su provincia.
En su memoria anual de 2012, presentada el pasado miércoles 26 en rueda de prensa, destaca el aumento de casos atendidos por adicción a las nuevas tecnologías, “que aunque cuantitativamente son pocos -el 1,75% del total- representan el doble de los que se atendieron en el año 2008, sobre todo por adicción al móvil y juegos on line”, según indicó Juan Manuel Ferrer.
La mitad del total de personas atendidas por la fundación acudieron por problemas derivados del consumo de cocaína y, en segundo lugar, figuraba el alcohol, en el 20,7 por ciento de casos, añadió Ferrer, quien subrayó que “el perfil mayoritario es el del policonsumo de varias sustancias”.
Respecto al consumo, “ha bajado el número de casos atendidos por cocaína, del 65 por ciento en 2008 al 50,2 por ciento en 2012, y han crecido los casos por alcohol pero eso no significa que haya descendido el consumo de sustancias adictivas sino que ha habido un cambio de patrón en cuanto a los motivos de consumo, que ahora están más relacionados con la ansiedad que provoca la crisis que con el ocio”, explicó el director.
500.000 euros de impago
Por su parte, la presidenta delegada de la Fundación Arzobispo Miguel Roca-Proyecto Hombre, Concha Guillén, presentó el balance económico y explicó que “ha habido un descenso del 10 por ciento en cuanto a los ingresos recibidos respecto al año anterior, con una caída del 4,5 por ciento en ingresos públicos y del 52 por ciento respecto a la financiación privada de empresas y cajas de ahorro”.
En estos momentos “la dependencia de la Administración es mucho mayor por los problemas derivados de los impagos ya que, a día de hoy, la deuda de la administración es de cerca de 500.000 euros, de los que 121.256 corresponden al ejercicio de 2012 y el resto al actual, del que no hemos cobrado nada”, subrayó Guillén.
Como consecuencia de los impagos, desde la fundación han explicado que “existe el riesgo de no poder mantener los programas que hay en marcha, algo que nos preocupa, pero tenemos la intención de seguir e incluso crecer aunque tropezamos con el obstáculo de la financiación”, según el director.
En este sentido, recordó que de todas las personas atendidas en 2012, “casi un 40 por ciento lograron el alta al alcanzar los objetivos terapéuticos definidos” mientras que el 41 por ciento “finalizaron el tratamiento de forma voluntaria, la mayor parte de casos por la necesidad de acceder a un empleo o de mantenerlo”.
Profesionales y voluntarios
La fundación canónica Arzobispo Miguel Roca- Proyecto Hombre, dedicada desde hace más de 25 años a desarrollar programas contra las adicciones a drogas, atiende a una media de 300 personas al mes en sus distintos centros de la provincia de Valencia.
En la actualidad cuenta con un equipo formado por 47 profesionales, con el que colaboran 64 voluntarios, y desarrolla sus programas de actuación en dos comunidades terapéuticas en Valencia y otra en el centro penitenciario de Picassent, cuatro centros de día (en Valencia y en las localidades valencianas de Gandia, Sagunt y Ontinyent), tres viviendas tuteladas, un centro de tratamiento ambulatorio y el programa de prevención indicada dirigido a adolescentes.
Proyecto Hombre Calle P. Esteban Pernet, 1 – Valencia 96.359.77.77