AVAN | 09-07-2015
provincia-eclesiasticaLos obispos de la Provincia Eclesiástica Valentina, que integra las tres diócesis de la Comunitat Valenciana y las tres de las islas Baleares, concluyeron el pasado martes la reunión de fin de curso iniciada el lunes en el Palacio Arzobispal de Valencia, en la que examinaron la tarea realizada en los últimos meses y abordaron, entre otros asuntos, propuestas sobre los próximos Sínodo General de la Familia y Año de la Misericordia.
Los obispos de Orihuela-Alicante, monseñor Jesús Murgui, y Segorbe-Castellón, monseñor Casimiro López, mostraron, en virtud de sus competencias propias, su “total y absoluto respaldo” a la carta remitida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, al presidente de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), Ramón Ferrer, el pasado 24 de junio, en la que lamentaba la publicación del ‘Oracional Valencià’ editado por la entidad normativa, por carecer de autorización del Arzobispado.
En la carta, el Cardenal expresaba que la edición sin autorización de esta obra y su envío a los sacerdotes de la Comunidad Valenciana, realizada desde la propia AVL, “no creo que sea la manera correcta ni la mejor de proceder”, de igual modo que tampoco “conduce a la paz social que se necesita”.
Además, la publicación del mismo libro, según destacaba en la carta don Antonio “no se entiende tampoco en el marco del respeto debido a las instituciones, en este caso a la Iglesia en las diócesis de Valencia, Segorbe-Castellón y Orihuela Alicante”.
En este sentido, recordaba el cardenal Cañizares en su carta, que “estas diócesis no se han inmiscuido para nada en los asuntos de la Acadèmia Valenciana de la Llengua”, por lo que, “por favor, exigimos reciprocidad”.
El respaldo expresado por los obispos de Segorbe-Castellón y Orihuela-Alicante a la carta del cardenal Cañizares, ha sido “pleno, en unidad y comunión, tanto al contenido de la carta, como a la forma y al espíritu que muestra”.
Además, entre los asuntos abordados en la reunión de los prelados de la Provincia Eclesiástica Valentina estuvo también la implantación de los catecismos publicados por la Conferencia Episcopal Española, ‘Jesús es el Señor’ y ‘Testigos del Señor’, dedicados a la iniciación cristiana, que es una etapa fundamental para la formación de nuevos cristianos.
Igualmente, examinaron los obispos los materiales y planteamientos propuestos por la Santa Sede para el próximo Sínodo General de la Familia, y los proyectos previstos para el Año de la Misericordia convocado por el papa Francisco.
Por último, prepararon para próximas reuniones diferentes propuestas para abordar la religiosidad popular en sus manifestaciones de fe y celebraciones.