E.M. | 3-05-2012

Físicos, forenses, químicos, historiadores y teólogos, se reunieron en la Facultad de Medicina de la Universitat de Valéncia. (Foto: Alberto Sáiz)

Físicos, forenses, químicos, historiadores y teólogos, se reunieron en la Facultad de Medicina de la Universitat de Valéncia. (Foto: Alberto Sáiz)


El I Congreso Internacional sobre la Sábana Santa en España ha constatado en sus conclusiones que, “hoy por hoy”, la reliquia que según la tradición envolvió el cuerpo de Jesucristo en el sepulcro es “irrepetible”, es decir, que no se puede reproducir en todas sus características por medios humanos.
Ante ello, los congresistas han lanzado un reto (al que han llamado ‘El desafío de la Síndone del Congreso de Valencia’) a todos quienes aseguran haber conseguido realizar una copia igual a la Síndone, cosa que sucede periódicamente y cuyo objetivo suele ser “darse notoriedad y desconsiderar la Sábana Santa de Turín”. El reto consiste en que esas copias al menos tengan siete de las numerosas y extraordinarias características que posee el lienzo (el detalle de ellas, en la columna de la derecha).
Por el momento, “no existe una explicación científica satisfactoria que justifique cómo se produjo la imagen de la Síndone”, señaló en la sesión inaugural el jesuita y doctor en Ciencias Físicas Manuel Carreira. De hecho, los investigadores, entre los que hay físicos, forenses, químicos, historiadores o teólogos, siguen distintas pistas porque ninguna de ellas llega a explicar completamente la impronta.
El congreso fue organizado por el Centro Español de Sindonología con motivo de su 25 aniversario. Contó con los máximos expertos mundiales en la materia, más de veinte ponentes y cerca de 450 participantes. Se celebró en el aula magna de la facultad de Medicina de la Universitat de València del 28 al 30 de abril. En la jornada del día 29, además, los congresistas pudieron venerar otra reliquia atribuida a Jesucristo, el Santo Cáliz que se venera en la catedral de Valencia, tras una misa presidida por el arzobispo, monseñor Carlos Osoro, en la capilla del Santo Grial.
Conclusiones
1. La imagen corporal (i.c.) se crea con cambios moleculares en las fibras de lino. También hay manchas de sangre. No hay i.c. debajo de las manchas de sangre.
2. La i. c. no penetra por debajo de las fibras más superficiales. La i. c. no es visible cuando se ilumina con luz transmitida, pero las manchas sí se pueden ver.
3. La i.c. varía en intensidad, de manera que está relacionada con la distancia entre la tela y el cuerpo cuando se formó la imagen.
4. No se aprecian los laterales del cuerpo, ni siquiera en las áreas en que la sangre se ha transferido a la tela o entre las imágenes de la cabeza.
5. La resolución de la imagen es suficiente para resolver detalles del cuerpo de unos pocos milímetros.
6. No hay bordes ni direccionalidad en la imagen dentro del plano de la tela.
7. La imagen tiene las características visuales de un negativo fotográfico, es decir, la luz normal y las zonas oscuras están al revés.
 
————————-
Toda la información del Congreso en la edición impresa:
– El examen forense refleja una muerte «traumática, muy violenta y acorde con el Evangelio».
– La Sábana de Turín y el Sudario de Oviedo corresponden a la misma persona.
– Superados los errores del Carbono 14, nuevas pruebas sitúan la Sábana Santa en Jerusalén hace 2.000 años.
– Hay «pruebas textuales» desde el siglo II de que la Sábana de Turín se conservó tras la resurrección de Cristo.